15 de septiembre de 2014 16:53

Polonia exhibe un cuadro de El Greco en el año dedicado al pintor

Una mujer mira un cuadro de Domenikos Theotokopoulos conocido como el "El Greco" durante una exhibición en Toledo. Foto: AFP

Una mujer mira un cuadro de El Greco durante una exhibición en Toledo. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP

El castillo real de Varsovia inauguró este lunes (15 de septiembre) una exposición sobre el 'Éxtasis de San Francisco', un cuadro de El Greco, coincidiendo con el año dedicado al pintor renacentista que nació en Grecia y trabajó principalmente en España.

"Con la exhibición de este tesoro del arte mundial, Polonia se une a los eventos en todo el mundo organizados en 2014 para conmemorar los 400 años de la muerte del pintor", dijo la ministra polaca de Cultura, Magorzata Omilanowska, al inaugurar la exposición.

El cuadro fue descubierto hace 50 años en una pequeña parroquia del este de Polonia. "Es un gran momento de mi vida, un momento de alegría y el final de un combate de 50 años para que este cuadro fuera autentificado y reconocido mundialmente", dijo a la AFP Izabella Galicka, una de las dos historiadoras que descubrieron la obra en octubre de 1964.

Galicka y su colega de la academia de ciencias Hanna Sygietynska, que entonces recorrían la Polonia rural en busca de obras de arte, descubrieron el cuadro en la parroquia de Kosow Lacki (este). "Todavía me acuerdo de ese día con bruma de octubre, cuando vimos el cuadro, sucio y negro, por primera vez. Decoraba la pequeña habitación del cura, que no era consciente de su valor", recuerda.

En un primer momento creyeron que el cuadro de 104 x 75 cm era de la escuela del Greco pero tras llevar a cabo estudios comparativos emitieron la hipótesis que el cuadro había sido pintado por la mano del maestro. La confirmación llegó en 1974, cuando se descubrió bajo una capa de pintura la firma de Domenikos Theotokopoulos, el auténtico nombre del El Greco.

El cuadro fue luego escondido durante 30 años por la iglesia católica polaca que, consciente de su valor, temía las autoridades del la Polonia comunista lo confiscaran.

Desde 2004 el cuadro está expuesto en un pequeño museo de la diócesis de Siedlce (este), a donde acuden cerca de 10.000 visitantes al año. Todavía se desconoce cómo llegó a Polonia aunque se cree que una parroquia de San Francisco lo compró a un anticuario de Varsvoia en los años 1920.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)