5 de agosto de 2016 00:00

Las batallas por capturar a un Pokémon se iniciaron en el país

Cerca de la iglesia Inmaculada Concepción Iñaquito, en Quito, hay una pokeparada.

Cerca de la iglesia Inmaculada Concepción Iñaquito, en Quito, hay una pokeparada. Foto: Estéfano Dávila / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 6
Sorprendido 0
Contento 6
Redacción Tendencias

La llegada de Pokémon Go a Ecuador ha causado furor entre los jugadores de la aplicación. Desde la tarde de este miércoles 3 de agosto de 2016, los cazadores salieron a las calles a buscar uno de los Pokémones que están a la espera de un nuevo entrenador.

Así se pudo apreciar en las inmediaciones de Quicentro Shopping, en Quito, la noche del miércoles 3 de agosto. A pocas horas de que la aplicación saliera a las tiendas de Android e iOS, los usuarios ya estaban a la búsqueda de un nuevo Pokémon en este sitio. Este aparece en el mapa de la ‘app’ como un gimnasio de batallas.

Para capturar la mayor cantidad de Pokémones, los usuarios del país encontraron en Facebook a un gran aliado. En la red social, la comunidad Pokémon Go Ecuador se ha convertido en la plataforma para compartir información sobre la ubicación de gimnasios o pokeparadas y, al mismo tiempo, un espacio para armar equipos y estrategias de batalla. Asimismo, aquí se alerta sobre los posibles peligros de ciertas zonas donde la delincuencia está a la espera de personas con sus celulares entre las manos.

Al respecto, Andrés Sandoval, subdirector general del ECU 911, señaló ayer que se deben tener en cuenta tres elementos al momento de jugar: no visitar lugares peligrosos; no conducir vehículos ni equipo pesado mientras el usuario está cazando; y que los peatones tengan cuidado al caminar ya que podrían ser víctimas de accidentes de tránsito. Hasta el mediodía de ayer, la autoridad nacional no se expresó sobre la restricción del uso de la ‘app’ en determinados lugares, tal como sucedió en Japón donde está prohibido el uso de Pokémon Go cerca de centrales nucleares.

Los usuarios de Pokémon Go deben recordar que la ‘app’ requiere de una conexión a una red wifi o a datos móviles para funcionar. Según el portal Lifehacker, el uso de datos de la aplicación depende “de qué estés haciendo y por cuánto tiempo estés jugando”. El sitio Web Pokémon Go Database asegura que se consumen entre 2 y 8 megabytes por hora mientras cazas pokémones.

No solo para jugadores

Si bien el objetivo principal del juego es convertir al usuario en un maestro Pokémon, paralelamente se está utilizando a la ‘app’ como un enganche para ayudar a las mascotas propias y abandonadas.

Para perros y gatos que no tienen oportunidad de salir con frecuencia, el videojuego puede ser una oportunidad de ejercitarse y pasar tiempo con sus dueños. Esta actividad física libera su energía y crea equilibrio en sus emociones, según César Millán, conocido como el ‘encantador de perros’.

Otra alternativa es ayudar a las fundaciones con sus ‘pokeperros’. Las personas pueden acercarse a las organizaciones rescatistas y ofrecerse para pasear a uno de sus perros mientras juegan con la aplicación de realidad aumentada. Hay que recordar que los animales de los refugios no siempre tienen visitas y les hace bien salir y socializar con humanos y otros animales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (4)