2 de mayo de 2016 17:35

Con un poema, se invita a no dejar de visitar Pedernales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 16
Javier Ortega

En medio de los escombros de Pedernales se levantan historias de esperanza y de lucha. Poco a poco, los habitantes regresan al cantón manabita y se unen a aquellos que nunca abandonaron la ciudad. Entre todos lideran el renacimiento de esta localidad, una de las más golpeadas por el terremoto del 16 de abril.

Dona Zambrano está en ese grupo. La joven, risueña y de voz cálida, no se movió de la ciudad, pese a que el sismo tumbó su casa. El viernes 29, la pedernalina habló con EL COMERCIO y declamó un poema que escribió el año pasado.

“Somos Pedernales, somos las semillas, somos las flores, somos los frutos, luego seremos las raíces de hombres y mujeres de rostros felices. (…) Viva mi Pedernales de ayer, de hoy y mi Pedernales futuro”, son algunas de las frases de su texto.

Zambrano, al igual que muchos lugareños, pide a los ecuatorianos que no olviden a la ciudad. “Estaremos siempre con los brazos abiertos. Somos personas muy generosas, muy amables; necesitamos que nos ayuden a reactivar la economía”.

En Pedernales se registró el epicentro aquel fatídico sábado 16. Fallecieron 155 personas y más del 80% de la infraestructura de la localidad colapsó. Una nueva ciudad debe construirse…con la ayuda de todos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)