10 de agosto de 2017 10:57

Un plantón de peluches a favor de los niños en estado acogimiento

Unos 400 peluches, con pequeños carteles pegados a sus brazos de lana, alzaron la voz por los niños en estado de acogimiento.

Unos 400 peluches, con pequeños carteles pegados a sus brazos de lana, alzaron la voz por los niños en estado de acogimiento. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Guayaquil
(I)

El conejo morado se cansó de ver llorar a Diego porque extraña a sus padres. Un osito marrón, con un lazo rojo atado al cuello, habló por Miguel: ‘Su sueño es aprender a cocinar la receta de su abuelita’. Y el mono con la barriga redonda de espuma no entiende porqué Carlos tiene que vivir con otra familia si son los adultos quienes pelean entre ellos.

Unos 400 peluches, con pequeños carteles pegados a sus brazos de lana, alzaron la voz por los niños en estado de acogimiento. La tarde de este miércoles 9 de agosto del 2017, Aldeas Infantiles SOS Ecuador organizó un plantón de juguetes en el Malecón 2000 de Guayaquil, como parte de la campaña 'Quiero vivir con mi familia'.

Es una iniciativa inocente, como la calificó Gontran Pelissier, director nacional de Aldeas; pero también muy significativa, porque expresa los sueños, afectos y deseos de niños, niñas y adolescentes de estar con su familia.

"Hay 2 500 niños en el país que viven en circunstancia de acogimiento institucional, que no han tenido la posibilidad de vivir con sus familias por un determinado tiempo, por distancias circunstancias, bastante complejas. Pero hay un esfuerzo por trabajar con esas familias, para reconstruir los núcleos", explicó Pelissier.

Aldeas Infantiles tiene programas en seis ciudades de Costa y Sierra, en los acogen a pequeños en condiciones de vulnerabilidad. Desde el 2013 ha reintegrado a 230 niños con sus familias y ha evitado que 890 vayan a algún sistema de acogimiento y pierdan el cuidado de sus padres, gracias al trabajo preventivo.

En el plantón de hoy, perros de felpa, elefantes blancos y pandas diminutos hablaron por Ana, Tomás, Doménica... Verónica Proaño, asesora nacional de Aldeas Infantiles SOS, cree que es vital trabajar en disminuir los casos de acogimiento, por ejemplo, buscando a un familiar que pueda hacerse responsable del menor. "Un niño pierde tres meses de desarrollo por cada año que está lejos de su familia".

Educadores, psicólogos y trabajadores sociales son parte de esta organización. Trabajan en casas en comunidad y casas en territorio, donde reciben a los pequeños cuando se emite una orden de separación de sus padres por diferentes procesos legales.

Para solventar su misión, Aldeas tiene el apoyo de 30 000 ecuatorianos socios, quienes donan USD 11 al mes. Ellos cubren el 60% de los gastos; también tienen el apoyo del Estado y de entidades internacionales.

El plantón de los peluches es una campaña para sumar más apoyo, a través del número 1800 Aldeas, la página web del organismo y las redes sociales, donde se puede compartir mensajes a favor de los pequeños.

Así, Álex pronto podrá volver a casa como regalo de cumpleaños, como lo expresó un tierno muñeco. Y Jahaira volverá a los brazos de su mamá porque se ha tomado cada cucharada de sopa, anhelando que esa promesa se cumpla, como bien lo sabe otro oso de algodón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)