5 de febrero de 2017 13:46

#JusticiaParaElPrincipito, el clamor en plantón en la Cruz del Papa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 7
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 43
Cristhian Segarra

La Cruz del Papa, en el norte de Quito, albergó a más de 250 personas la mañana de este domingo 5 de febrero del 2017. Ellos se organizaron para exigir la ratificación de la sentencia de 22 años de prisión en contra de un profesor acusado de abuso sexual en el llamado ‘Caso Lucas’.

Con carteles multicolores y gritos de protesta, los participantes de este plantón, organizado por el Grupo Rescate Escolar, manifestaron su indignación sobre el intento de apelación, por parte del implicado, para evitar la sentencia que se dictó en noviembre del 2016.

Madres y padres de familia, niños, abuelas y jóvenes pidieron a las autoridades que supervisen el proceso para que se “haga justicia”. Los asistentes también elaboraron un mural, en el que dejaron las huellas de sus manos con pintura, como muestra de solidaridad.

Madres y padres de familia, niños, abuelas y jóvenes pidieron a las autoridades que supervisen el proceso para que se “haga justicia”

Madres y padres de familia, niños, abuelas y jóvenes participaron del evento. Foto: Eduardo Terán /El COMERCIO


Sybel Martínez, integrante del Grupo Rescate Escolar, aseguró que este encuentro se organizó para visibilizar la violencia que da en contra de los niños y niñas y adolescentes en el país. “Estamos aquí para exigir al sistema de justicia que se revisen las leyes. Aun existiendo políticas públicas para proteger a los más pequeños, estas no cumplen su cometido o son insuficientes”, señaló la activista.

Sobre el caso dijo que seguirán levantando su voz de protesta y pidió a las autoridades que se realicen más estudios sobre el tema. “Esto nos ha convocado aquí para buscar un cambio en nuestra cultura, vamos a estar vigilantes de este proceso. Este no es un tema político, mucha gente está preocupada por los niños y nos seguiremos movilizando. Necesitamos que el Estado genere más datos sobre la violencia como tal (ciberacoso, violencia digital, abuso sexual, entre otros)”, recalcó Martínez.

Los asistentes también elaboraron un mural, en el que dejaron las huellas de sus manos con pintura, como muestra de solidaridad.

Los asistentes al plantón tuvieron la oportunidad de dejar un mensaje sobre el caso en un mural. Foto: Eduardo Terán /El COMERCIO


Danilo Manzano, defensor de derechos y activista Glbti, fue otra de las personas que intervino ante la concurrencia. El joven aseguró que este es un momento ideal para tratar sobre los temas vinculados con la niñez y adolescencia del Ecuador. “Es importante que la gente sepa que estos casos pasan en todo tipo de colegios, como en los rurales en donde su voz puede ser invisibilizada. Este no es el primer incidente de este tipo, debe haber muchos más niños en esta situación. Debemos buscar la forma de protegerlos”, expresó.

Sobre la respuesta emitida por la unidad educativa implicada, Manzano añadió que esta les dejó inconformes. “La respuesta que dio el Colegio es un lavado de manos, esta persona debió ser removida de su lugar de trabajo. Esto no pasó y solo lo removieron a otro cargo. Esto no puede ser posible”, añadió.

Los asistentes también elaboraron un mural, en el que dejaron las huellas de sus manos con pintura, como muestra de solidaridad.

Manos pintadas de colores se plasmaron en el mural. Foto: Eduardo Terán /El COMERCIO


Entre los asistentes estuvo Carmen Salazar, una madre de familia. Ella fue parte del plantón tras enterarse mediante de redes sociales sobre el caso. “Estoy aquí para apoyar al Principito (como se conoce a Lucas) y a todos los niños del país. No es posible que en un colegio -sea público o privado- se encubra, se esconda o se apoye a personas como este profesor. Y que además de esto, las autoridades educativas solapen este tipo de casos”, dijo Salazar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (47)
No (5)