30 de enero de 2017 11:31

Para evitar el plagio, un sistema comprobará la identidad del alumno

Un sistema de control y cámaras que comprobará si el alumno está solo en un espacio y no hay nadie ayudándole con las preguntas.

Un sistema de control y cámaras  comprobará si el alumno está solo en un espacio y no hay nadie ayudándole con las preguntas. Foto Referencial: Pixabay 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Agencia EFE

Evitar el plagio durante los exámenes y comprobar la identidad del estudiante que es evaluado online es el objetivo de un nuevo sistema de verificación que ha puesto en marcha este curso la Universidad Abierta de Cataluña (UOC) y casi una decena de centros universitarios europeos.

Este proyecto, denominado TeSLA, ha comenzado con una prueba piloto en esta universidad a distancia, la cual ofrece cursos en castellano, catalán e inglés y cuenta con sedes en Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla y México, ha explicado a EFE Carles Sigalés, vicerrector de esta universidad "online" con 22 años de existencia.

"La tentación de plagio es muy alta, por ello, utilizamos un software que aplicamos a todas las pruebas de evaluación continua de las asignaturas", ha destacado.

Y para saber que el alumno que se examine es la persona que dice que es, TeSLA "intenta poner en común un conjunto de tecnologías y técnicas" que permiten verificar su identidad, con un sistema de control y cámaras que comprueban que el alumno está solo en un espacio y no hay nadie ayudándole con las preguntas.

Además, utiliza un sistema forense de reconocimiento, sobre todo de técnicas de escritura, que "hace que pueda comprobarse con mucha fiabilidad que quien está escribiendo es quien dice y que es la misma persona que ha escrito otros trabajos que previamente se han entregado", ha comentado.

El proyecto TeSLA finalizará en 2018 y posee un presupuesto de más de 7 millones de euros que financia en parte el programa marco europeo Horizon 2020.

El objetivo es permitir que los estudiantes se puedan evaluar virtualmente en los diferentes momentos del aprendizaje.
"TeSLA acabará siendo un producto que seguramente podrá venderse como software o producto tecnológico y que podrá aplicarse tanto a todos los centros educativos como fuera del ámbito educativo", ha augurado el vicerrector.

Por otro lado, el número de alumnos que se apunta a un grado en esta universidad ha crecido especialmente entre los no catalanes, que han pasado de ser 5.168 en el curso 2012-13 a 6 996 en el 2015-16, y entre los de máster, de 1 307 a 3 250.

Sigalés ha explicado que la UOC ya ha alcanzado "un nivel cuantitativo de estudiantes catalanes que difícilmente podrá superarse" si no se crean otros ámbitos de formación, pero que tiene muchos estudiantes en toda España y es "donde más está creciendo y quiere seguir haciéndolo".

En este curso 2016-17, la UOC cuenta con 60 000 estudiantes y ha empezado a impartir un grado de tres años, Diseño y Creación Digitales.

"Los retos de las universidades en línea son alcanzar un nivel de calidad que haga de ellas instituciones tan incuestionables como las presenciales de calidad", ha subrayado el vicerrector de la UOC.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)