28 de agosto de 2015 17:07

El queso propio de la Pizzería Di Rulo le da un toque especial a sus pizzas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 18
Gabriela Balarezo
Redactora (I)

Una enorme casa sobre la avenida 5 de junio, en el sur de Quito, acoge a la Pizzería de Rulo. Hay un amplio parqueadero, un ascensor y decenas de espaciosas mesas. En 1991 cuando el negocio ‘daba sus primeros pasos’, tenía apenas seis mesas y un pequeño horno.

El emprendimiento pertenece a la familia de Luz Mary Martínez. Ella cuenta que la pizzería como tal existía desde antes y pasó a manos de la familia cuando su esposo, quien se dedicaba a repartir quesos y conocía el mercado, se lo compró al antiguo dueño.

Durante 7 años la Pizzería Di Rulo sobrevivió gracias al esfuerzo y la perseverancia de Martínez y su familia. Sus hijos se encargaban de atender las mesas y de ayudar en la cocina. Mejoraban sus recetas ayudándose de libros de cocina y asesorándose con personas expertas en el tema, entre ellos un amigo oriundo de Italia que los ayudó a potenciar el negocio.

Con el paso de los años el esfuerzo se vio recompensado. La clientela creció y la necesidad de subsistir fue sustituida por la de llegar a más clientes. En la actualidad, el emprendimiento cuenta con tres sucursales, dos en el sur y una en el norte de la ciudad.

Parte de los ingredientes de las pizzas, como la carne molida, se elaboran caseramente en el centro de producción. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Parte de los ingredientes de las pizzas, como la carne molida, se elaboran caseramente en el centro de producción. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

El día de la degustación, un jueves por la tarde, el local de la avenida 5 de junio no tarda en tener todas las mesas llenas, o la gran mayoría. El movimiento en la cocina es constante y las pizzas que salen- rebosantes de queso- son una verdadera tentación para los comensales de mesas vecinas.

Elegida la mesa, los atentos meseros no tardan en entregar las cartas. La oferta que se despliega es diversa: hay cuatro especialidades y 10 variedades adicionales. La pizza de la casa es la Di Rulo, que es la que combina la mayor cantidad de ingredientes, seis, sin contar al orégano y al queso.

Hay, también, combinaciones que destacan por sus insumos, la de camarón, por ejemplo, que lleva este fruto del mar y pimiento y la campestre, en la que se contrapone choclo y longaniza. La versión de la pizza hawaina, de igual manera, tiene un agregado que la diferencia, ya que a la piña y al jamón se suman uvas pasas. Es una carta que invita a volver más de una vez.

La pizza se elabora artesanalmente, siguiendo procesos muy caseros y ese toque se distingue al saborear cualquiera de las variedades. Es Martínez quien supervisa todos y cada uno de los procesos culinarios. Estos se llevan a cabo en una planta de producción, en el norte de la urbe.

Parada 34. #PizzeríaDiRulo #Quito #pizza #ranking #periodismogastronómico #gastronomía

Una foto publicada por @gabibal el

Después de saborear la combinación elegida, la de la casa, el chef Alfredo Salazar determina que la masa aunque es un tanto más gruesa de lo que acostumbran a ser las pizzas artesanales, se mantiene crujiente. En definitiva el queso es la estrella del platillo, hila, no se siente grasoso y no hay bocado en el que no se sienta su acertado sabor.

Martínez reconoce que el queso es su fortaleza. Este ingrediente es especial porque lo preparan ellos mismos, proviene de una fábrica de quesos que tienen en San Miguel de los Bancos. Para alcanzar el gusto perfecto lo hacen en base a leche con poca concentración de grasa y siguiente procedimientos muy cuidados.

Luis Torres, hijo de Martínez, menciona que ciertas personas acostumbran a solicitar extra queso, pero les explican que la pizza en sí, normalmente, ya trae grandes cantidades de este producto lácteo. Acota que a la semana utilizan cerca de 1 400 kilos de queso.

Sin importar la variedad predomina al degustar la impronta casera, dice el experto. La pasta se hace desde cero en la planta de producción empleando un tipo especial de tomate y los embutidos y vegetales provienen de proveedores celosamente seleccionados.

Precios: USD 4,15- USD 18,40

Dirección: 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)