10 de marzo de 2016 17:03

Pingüino viaja anualmente 8 000 kilómetros para visitar a hombre que lo rescató

Dindim viaja todos los años 5 000 kilómetros para visitar a Joao Pereira de Souza, el hombre que en el 2011 le salvó la vida. Foto: Captura.

Dindim viaja todos los años 5 000 kilómetros para visitar a Joao Pereira de Souza, el hombre que en el 2011 le salvó la vida. Foto: Captura.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 77
Redacción Elcomercio.com

Cada año Dindim, un pingüino de Magallanes, viaja 8 000 kilómetros para visitar a Joao Pereira de Souza, el brasileño que en el año 2011 le salvó la vida. 

Pereira de Souza tiene 71 años y, según informa el portal Mirror del Reino Unido, es un albañil retirado y actualmente es un pescador a tiempo parcial. En el 2011 encontró a Dindim cerca de su casa al borde de la muerte, pues estaba desnutrido, cubierto de petróleo y no podía moverse. 

Durante una semana, Pereira de Souza le brindó cuidados al animal hasta que pudo devolverlo al mar en óptimas condiciones. Pese a eso, Dindim se negaba a irse, asegura el diario británico Independent. Cuando se fue, regresó a los pocos meses.

Anualmente, de Souza recibe la visita de Dindim, un pingüino de Magallanes. Foto: Captura.

Anualmente, de Souza recibe la visita de Dindim, un pingüino de Magallanes. Foto: Captura.

Según contó el hombre a Globo TV, Dindim "se quedó conmigo por 11 meses y luego, justo después de que cambió su pelaje con nuevas plumas desapareció. Todos me decían que no iba a regresar, pero me ha visitado por los últimos cuatro años".

Si bien es cierto que los pingüinos de Magallanes son conocidos por viajar miles de kilómetros todos los años desde el extremo sur del continente hacia el norte en búsqueda de comida, la particularidad de Dindim es que siempre regresa a la cabaña de Pereira,

Desde las costas de la Patagonia, de donde son originalmente estos pingüinos, Dindim emprende el viaje hacia las playas de Brasil en junio donde permanece hasta febrero, junto a su rescatista y si bien a veces pasa días en el mar, regresa a la cabaña de Pereira. 

Y aunque durante sus visitas a Brasil Dindim pasa varios días sumergido en el agua, cuando sale siempre se dirige a la cabaña de Pereira de Souza. Esto ha hecho que el vínculo entre el hombre y el animal sea muy fuerte, tanto así que Dindim no permite que otros animales se acerquen a su salvador. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (35)
No (1)