30 de April de 2015 21:03

El ‘Pet Friendly’ incentiva la convivencia

El grupo ‘Los Mimados’ se reúne todos los días, de 15:00 a 17:00, en el parque La Carolina, para fomentar la socialización entre propietarios y perros. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO.

El grupo ‘Los Mimados’ se reúne todos los días, de 15:00 a 17:00, en el parque La Carolina, para fomentar la socialización entre propietarios y perros. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 21
Isabel Alarcón
Redactora (I)

Hospedarse en un hotel, ir a un restaurante o simplemente pasear en el parque son actividades que puede realizar junto a su mascota, gracias a los sitios ‘Pet Friendly’. Estos lugares permiten la convivencia entre personas y animales ya que destinan ciertas zonas, o todo el lugar, para que ambos disfruten de sus servicios.

A Sebastián Galarza, estos sitios le permiten pasar más tiempo con su “hijo” Miles, un bulldog francés de cuatro años. Juntos caminan todos los días, a su trabajo, a comprar el pan, y a tomar un café. Si no existieran lugares amigables con las mascotas, sostiene Galarza, no podría salir de su hogar tranquilo, a sabiendas de que Miles estaría solo.

Ante esta necesidad, en la panadería y cafetería Jürgen, en el norte de Quito y en Cumbayá, la imagen de un perro resalta en la pared de entrada al local. El sitio se declaró amigable con las mascotas desde el día en que se iniciaron sus operaciones, hace dos años.

Jorge Paredes, gerente administrativo de Jürgen, explica que la iniciativa nació como una forma de promover la aceptación hacia los animales. Además, sus experiencias cuando viajaba junto a su perro le hicieron entender la importancia de un sitio que permita el ingreso de ambos. La pérgola es la zona que se destinó en el local de Quito para que las mascotas puedan sentarse junto a sus dueños a disfrutar de la comida, mientras que en Cumbayá es en la parte inferior.

Dulce, una yorkshire terrier de tres años, es una de sus clientes frecuentes. Su propietaria, Estefanía Herrera, la viste con diferentes accesorios para juntas ir a disfrutar la tarde en la cafetería. La perrita se alegra con la comida que su dueña le comparte y aprovecha para hacer nuevos amigos.

En el día, es común observar entre cinco a seis mascotas, en su mayoría canes, cuenta Paredes. En la mañana, acuden después de dar un paseo en el parque, al mediodía van junto a las familias a almorzar, y en la tarde acompañan a sus propietarios a tomar un café.

Hace un año, recuerda Paredes, eran los únicos en ofrecer este servicio en su barrio, pero ahora, poco a poco, los negocios aledaños están realizando su conversión hacia ‘Pet Friendly’. Sin embargo, tanto para Herrera como para Galarza, la oferta todavía es limitada.

Según la página web Pettravel especializada en dar a conocer opciones de hospedaje aptos para mascotas, existen alrededor de 57 000 lugares en el mundo. En el Ecuador, se registran seis, cifra con la que coincide el sitio BringFido. Por otro lado, en la página Expedia, constan 36 lugares, entre hostales y hoteles.

Café Cultura es uno de los alojamientos que sigue esta temática. Desde hace 25 años, permiten que los huéspedes lleguen con sus mascotas. Según Johann Pérez, gerente del lugar, esto les ha permitido captar a más turistas que consideran a sus perros o gatos como un miembro más de la familia.

Además, existen iniciativas que fomentan la convivencia entre mascotas y sus dueños, en los espacios públicos. El Club de Recreación Canina ‘Los Mimados’, formado por 25 personas y 27 perros, propuso al Municipio de Quito, la creación de un Dog Park, en el parque La Carolina.

Josue Montenegro, uno de sus miembros, explica que presentaron el plan a inicios de este año y esperan que se apruebe dentro del proyecto de reconstrucción del parque. Para él, es importante tener un espacio seguro y amplio que ayudaría a que las mascotas se ejerciten y se recreen sin peligros.

Según Montenegro, la creación de esta zona exclusiva es necesaria para “socializar y compartir” junto a los animales de compañía, sin que tal actividad incomode al resto de usuarios del parque, como sucede cuando los perros están sueltos por toda el área.

Para Paredes, también es importante que los sitios ‘Pet Friendly’ establezcan zonas diferenciadas ya que deben basarse en el respeto mutuo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)