24 de diciembre de 2015 00:00

El centro de Quito es una ruta hacia Belén

En el convento de San Francisco se muestra una exposición de 70 pesebres

En el convento de San Francisco se muestra una exposición de 70 pesebres. Foto: Galo Paguay/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Betty Beltrán
Coordinadora (I)
bbeltran@elcomercio.com

Hoy, 24 de diciembre del 2015, es Nochebuena. Jornada para cantar villancicos y, por qué no, visitar algunos pesebres. Los más destacados están en el Centro Histórico de Quito, sobre todo en sus 40 iglesias y conventos.

La tradición del Belén surgió hace varios siglos en Greccio (Italia), cuando en la Nochebuena de 1223 San Francisco de Asís celebró una misa nocturna en la que se representó la escena del nacimiento de Cristo. Ha pasado mucho tiempo, sin embargo los nacimientos preservan su esencia original.

La ruta de los belenes más bonitos comienza en el convento de San Francisco (Cuenca y Bolívar) con sus 70 instalaciones, ubicadas en un área de 800 metros cuadrados. Este evento se realiza por noveno año en el comedor principal.

La exhibición se denomina ‘Donde la esperanza y el arte se juntan’. El ingreso para el público tiene un costo de USD 3. La exposición estará abierta hasta el 10 de enero del 2016. La muestra la realizaron 15 artistas del equipo Amigos del Belén de San Francisco; en cada pieza se demoraron dos meses.

La Basílica de La Merced muestra detalles de Jerusalén

La Basílica de La Merced muestra detalles de Jerusalén. Foto: Galo Paguay y Vicente Costales/El Comercio

Otro pesebre para conmemorar el nacimiento del Niño Jesús está en la Basílica de La Merced (Chile y Cuenca). Sobre una tarima de metal de 20 metros cuadrados, rodeada de velos rojos, está la ciudad de Jerusalén y a un costado una enorme montaña con gruta incluida.

Las imágenes fueron elaboradas, hace dos años, con fibra de vidrio. María y José tienen 50 y 70 centímetros de alto, respectivamente; los reyes magos y pastores, entre 40 y 30.

El Belén no posee más elementos, ya que -según el hermano Mauricio Enríquez- la intención es mostrar la sencillez que se pudo contemplar durante el nacimiento de Jesús.

Una tercera propuesta es visitar el Belén del museo del Carmen Alto (García Moreno y Rocafuerte), en la que fuera la casa de Mariana de Jesús.

En la segunda planta del inmueble están perfectamente ordenadas unas 300 imágenes que hablan sobre siete pasajes bíblicos, armados dentro del pesebre.

Museo del Carmen Alto tiene un Belén con 300 imágenes

Museo del Carmen Alto tiene un Belén con 300 imágenes. Foto: Vicente Costales y Galo Paguay/EL COMERCIO

Ahí están: la Sagrada Familia, la huida a Egipto, la llegada de los tres reyes magos, la tentación de Adán y Eva, la escena de Jesús a los 12 años, entre otras.

También se observa una variedad de escenas cotidianas de los siglos XVII y XVIII. Sobresalen imágenes de personas mestizas y negras. Todas son de madera policromada. El ingreso al museo cuesta USD 3 adultos y 2 estudiantes.

Además de estos nacimientos, en el Centro Histórico, se muestran otros. Por ejemplo, el de la iglesia de San Sebastián (Loja y Borrero); en este santuario del Señor de la Justicia, al pie del altar, está un enorme Belén intercultural .

En todos estos cuatro escenarios no falta el olor de la Navidad: incienso, palo santo y chagrillo. Y los villancicos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)