19 de noviembre de 2014 22:50

Cóndores anidan de forma inusual en acantilado cerca a playa peruana

Una pareja de cóndores anidó y ha tenido un pichón en un acantilado de la Zona Reservada de Illescas, en la costa norte de Perú, lejos de su hábitat natural. Foto: EFE

Una pareja de cóndores anidó y ha tenido un pichón en un acantilado de la Zona Reservada de Illescas, en la costa norte de Perú, lejos de su hábitat natural. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 20
Agencia EFE

Una pareja de cóndores anidó y ha tenido un pichón en un acantilado de la Zona Reservada de Illescas, en la costa norte de Perú, alejada de su hábitat natural que es la sierra, y lo cual es una novedad para esta región, explicó hoy (19 de noviembre) a Efe el jefe del lugar, Aldo Aguirre.

Esta especie en peligro de extinción vive habitualmente en la sierra de Perú y de Suramérica, pero vuela a las playas de la costa para alimentarse de restos de lobos y otras especies. Sin embargo, desde los años 70 y 80 en que se tuvo registros de nidos en la zona de Illescas "no había antecedentes de una nidificación en la costa", indicó Aguirre.

El jefe de la Zona Reservada de Illescas, ubicada en la región Piura, a 1 050 kilómetros al norte de Lima, dijo que este mes confirmaron las sospechas que tenían desde junio pasado sobre la presencia de un pichón y una pareja de padres, que permanecen con él asistiéndolo.

Illescas fue declarada zona reservada en 2010 y sólo hace dos años tiene presencia institucional, a través del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp). "Para la costa peruana es una novedad y eso es lo que se ha confirmado en este mes de noviembre", afirmó.

El lugar elegido para anidar es "el acantilado que está frente a la playa Reventazón", a menos de un kilómetro del mar, "bastante pegado a la orilla del mar", relató Aguirre. Illescas es un macizo costero que, en la parte más alta llega a tener 460 metros de altura, que tiene acantilados y puntas rocosas, "que da las condiciones para que el cóndor pueda dormir y hacer sus nidos", declaró el experto.

Aguirre aclaró que en la zona hay avistamiento de cóndores, al igual que en otras partes de la costa peruana como la región Ica, porque bajan de la sierra para alimentarse y luego retornar, como parte de su dinámica natural "Pero a nivel de nidificación no tenemos información previa de (que se haya dado) tan pegada a la costa", remarcó. Aguirre atribuyó el suceso a que "en estas zonas donde hay acantilados han encontrado también, aparte de alimentarse y ser un dormidero, un lugar ideal para hacer un nido por las condiciones naturales que tiene este acantilado".

El cóndor es una especie amenazada en Perú y las autoridades ambientales del país promueven un plan nacional en favor de su conservación, que aún no está en marcha.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)