6 de noviembre de 2014 17:53

Perfeccionistas sexuales

La búsqueda de una alta calificación en la cama puede impedir el desempeño sexual ideal. Foto: freeimages.com

La búsqueda de una alta calificación en la cama puede impedir el desempeño sexual ideal. Foto: Freeimages.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 1
Por: Laura de Jarrín.
Editora Revista Familia

La búsqueda de una alta calificación en la cama puede impedir el desempeño sexual ideal

Debido a que los perfeccionistas buscan la perfección, tendría sentido que apliquen los estándares a través de los que viven a su sexualidad. Sorprendentemente, teniendo en cuenta lo mucho que los psicólogos conocen acerca del perfeccionista, incluyendo su lado oscuro, existe una investigación relativa con respecto a esta personalidad y sus características dentro del dormitorio.

“Pudiéramos esperar que ser un perfeccionista en el área del comportamiento sexual pueda proporcionar algunos beneficios potenciales. La persona en busca del 100% de excelencia en todo seguramente dedicaría una atención considerable al intento de convertirse en una pareja sexual excepcional.

Por otro lado, debido a que están enfocados en su desempeño, ellos se volverán ansiosos y, por lo tanto e irónicamente se sentirían menos eficientes en el campo sexual y en la autosatisfacción.

Masters and Johnson, los investigadores pioneros de la sexualidad, han denominado a este proceso como enfocarse en uno mismo durante la actividad sexual y verse como una tercera persona, lo que significa estar extremadamente autoconsciente durante un encuentro sexual”; señala la doctora Susan Krauss Whitbourne, psicóloga y escritora.

Para investigar este problema, el psicólogo Jochim Stober de la Universidad de Kent y sus colegas revisaron lo que se conoce como perfeccionismo sexual multidimensional. Ellos reconocen que este acercamiento hacia la sexualidad no es una característica única sino que comprende cuatro componentes del perfeccionismo sexual. A continuación estos cuatro tipos y ejemplos de cada uno. Revise cuál de ellos es aplicable en su caso:

1. Auto-orientado: Quiere ser la pareja sexual perfecta: “Tengo expectativas muy altas de mí mismo como pareja sexual”.

2. Orientado a la pareja: Querer que la pareja sea perfecta en todo lo que se relaciona con el sexo.

3. Pareja ‘bajo receta’: Sentir que su pareja espera que su comportamiento sea óptimo cuando del sexo se trata.

4. Socialmente prescrito: Sentir que la sociedad espera que sea perfecto: “La mayoría de la gente espera que yo siempre sea una pareja sexual perfecta”.

Al tener una idea de cuál de las definiciones del perfeccionismo perfecto encaja con su forma de ser, se puede determinar cómo se relaciona esto con otros aspectos de su sexualidad. Strober y su equipo investigaron a 272 estudiantes en edades comprendidas entre los 18 y los 45 años. A más del perfeccionismo sexual, los participantes proporcionaron índices de su autoestima sexual (cómo se sienten en relación a su sexualidad), autoestima (potencial de su habilidad sexual), optimismo (creer que se tendrá una relación sexual positiva en el futuro), auto-culpa (si las cosas no van bien, es su culpa), depresión (estar triste en relación a los aspectos sexuales de su vida) y ansiedad (estar ansioso cuando se piensa en el sexo).

La buena noticia es que existen ciertos beneficios de ser un perfeccionista sexual porque la gente que alcanza altas calificaciones en la escala de valoración del perfeccionismo sexual auto-orientado, estaba más allá de la media en cuanto a indicadores como la autoestima, el optimismo y la satisfacción. Sin embargo, ellos también alcanzaron calificaciones altas en su tendencia a preocuparse con los errores cometidos mientras tenían una relación sexual, algo que es un síntoma clásico del que se enfoca en sí mismo durante la actividad sexual y se ve como una tercera persona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)