23 de marzo de 2015 09:39

El robot Pepper será la estrella de programa infantil en televisión nipona

Pepper, el robot conocido por ser capaz de interpretar las emociones de los humanos, será el presentador del programa infantil 'Ohaya Studio'. Foto: AFP

Pepper, el robot conocido por ser capaz de interpretar las emociones de los humanos, será el presentador del programa infantil 'Ohaya Studio'. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2
Agencia EFE
Tokio

El conocido robot Pepper, capaz de comunicarse con personas y de interpretar sus emociones, será el primer androide en aparecer como presentador de un programa infantil de la televisión japonesa, anunció hoy (23 de marzo de 2015) una productora local.

A partir del próximo 6 de abril, Pepper será la nueva estrella del programa matutino 'Ohayo Studio' de la cadena Tokyo TV, confirmó a Efe un portavoz de la productora del programa, Shogakukan-Shueisha.

El androide interactuará con otros presentadores e invitados y exhibirá sus dotes para el entretenimiento, como bailar, hacer bromas o decir trabalenguas, explicó la portavoz.

Pepper ha sido desarrollado de forma conjunta por SoftBank Mobile Corp y la compañía francesa de robótica Aldebaran Robotics, y según la compañía nipona de telecomunicaciones, es "el primer robot personal del mundo capaz de leer emociones" y fabricado en serie.

El androide está actualmente disponible para desarrolladores tecnológicos y de software, y a partir de junio podrá ser adquirido también por particulares por un precio estimado de 198 000 yenes (más de USD 1 500).

Según sus creadores, podrá emplearse en el hogar para funciones como el entretenimiento familiar o el acompañamiento de personas mayores, así como en el ámbito sanitario.

Pepper también ha sido incorporado como dependiente a algunos establecimientos de Nespresso y Softbank en Japón y se ha convertido en la cara más visible del líder nipón de las telecomunicaciones a través de diversas campañas publicitarias.

El autómata tiene una altura de 120 centímetros y un peso de 28 kilos, y está equipado con un interfaz de 'reacción proactiva' que le permite reconocer la voz humana, analizar su tono e interpretar gestos faciales o lenguaje corporal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)