6 de junio de 2014 21:02

El mundo, en las palabras de grandes pensadores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cultura

Desde Cervantes hasta Nietzsche, Editorial Taurus presenta la colección de textos ‘Grandes Ideas’, una invitación para conocer, mediante la lectura, cómo el mundo ha sido pensado y repensado por los más agudos escritores.

En Ecuador, Editorial Santillana ha hecho posible que cinco títulos de esta colección estén a la venta en diferentes librerías del país. Uno de ellos es ‘Los Cristianos y la caída de Roma’ de Edward Gibson. En este texto, el historiador británico presenta una reflexión sobre la mitología cristiana.

Aquella que, por años, fue presentada como real y que impulsó al cristianismo para convertirse en la religión más fuerte de Occidente. Consecuentemente, la caída del Imperio Romano se hizo inevitable; es más, fue otro detonante para que la Iglesia cristiana no solo se limite a expandir la religión, sino que adquirió un poder político incalculable.

La obra de Gibson cuestionó los componentes más elementales del cristianismo. Las críticas no tardaron y su publicación fue tan ‘escandalosa’ como también lo fueron los escritos del filósofo Friedrich Nietzsche. Desde su escritura fragmentaria hasta sus obras más irreverentes como su publicación póstuma ‘El libro del filósofo’, el autor no solo se cuestiona lo limitadas que pueden ser las palabras para expresar un pensamiento filosófico, sino que busca los orígenes de lo que se conoce como verdad y mentira; hasta concluir que la verdad de las cosas no es sino una mentira que un día fue introducida como quien lanza un objeto detrás de un arbusto. A partir de esa mentira, dice Nietzsche, se convirtió un universo de ideas cual telaraña, en la que llegar al punto de partida es imposible.

El lenguaje que utilizaba Nietzsche para expresar su pensamiento filosófico era casi poético, como lo fue también el estilo de Fiodor Dostoievski. En su magistral obra ‘Los hermanos Karamazov’ presenta un capítulo que puede ser leído e interpretado por separado: El gran Inquisidor. En este poema, el escritor ruso retoma la época de la Santa Inquisición para criticar y condenar al accionar de la Iglesia Católica, mediante un monólogo conmovedor interpretado por ‘El Inquisidor’.

Pero las críticas de los grandes pensadores no solo estaban direccionadas a la Iglesia. Por ejemplo, en ‘Paseos Nocturnos’ de Charles Dickens, el escritor encuentra en su natal Inglaterra la musa para describir a la sociedad europea en el siglo XIX, en la que las condiciones de vida de los más humildes estaban a la merced de las decisiones de los ‘grupos de poder’. Otra crítica social la hace José Ortega y Gasset en su texto ‘En tiempos de la sociedad de masas’. En esta obra el autor español presenta su mirada de una sociedad, que, para la época, dejó de funcionar como tal, y se convirtió en una masa envilecida por las ansias de poder.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)