27 de mayo del 2014 

Películas ecuatorianas vistas en casa

‘Mono con gallinas’ se transmitirá por la señal de Ecuavisa. Foto: Cortesía

‘Mono con gallinas’ se transmitirá por la señal de Ecuavisa. Foto: Cortesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 12
Contento 0
Ana Veintimilla. Redactora 

Los derechos de transmisión de filmes ecuatorianos se venden a canales locales y señales de cable. 

Cuando se apagan las luces de la sala de cine y ese período de vida del filme ha caducado, las películas pueden extender su difusión -además de en DVD- por los canales de TV.

En un modelo ideal de la industria cinematográfica existen responsabilidades delega­das. Existe, por ejemplo, la figura del productor, que se encarga tanto de la realización como de hallar vías de salida; el agente de ventas, quien sirve de intermediario entre los productores y los distribuidores; los distribuidores, quienes compran los derechos de una película para los distintos territorios y ventanas de exhibición; y los exhibidores, quienes transmiten las películas adquiridas a los distribuidores.

Los exhibidores pueden ser salas de cine comercial, televisión abierta, por cable o de video casero (DVD y Blu Ray) o exhibidores en plataformas Web.

Al carecer de esta cadena de figuras en el país, son los productores quienes realizan este trabajo de distribución. Para ellos, los canales locales han sido una opción de colaboración y apoyo para el desarrollo y difusión de proyectos audiovisuales ecuatorianos.

Así lo confirma Randi Krarup, productora ejecutiva del documental ‘Con mi corazón en Yambo’. Quien se acercó a Ecuavisa cuando el proyecto estaba todavía en su etapa inicial, y realizó una preventa del filme, que permite una transmisión de la película a través de la señal nacional, a cambio de USD 5 000, ya utilizados para el desarrollo de la cinta.

Las negociaciones son distintas para cada película. Alfredo León, director del largometraje de ficción ‘Mono con gallinas’, cuenta que en ocasiones -como con su venta a Ecuavisa- el acuerdo permite recibir la mitad del dinero de parte del canal y la otra mitad se entrega en pauta. Es decir, tiempo aire del canal, el cual puede ser utilizado para promoción.

Si la cinta cuenta con un agente de ventas, la distribución podrá pensarse a escala internacional. Así ocurrió con ‘Mejor no hablar de ciertas cosas’, película que fue adquirida por la productora Figa Films, con sede en Los Ángeles. Este agente de distribución tiene en su catálogo de ventas la cinta de Javier Andrade y la ha llevado a transmitirse por señal de cable en el canal CineMax, perteneciente al grupo HBO.

Tres documentales ecuatorianos también se han beneficiado de la rotación en canales extranjeros. ‘La bisabuela tiene alzhéimer’, de Iván Mora; ‘Más allá del mall’, de Miguel Alvear; y ‘El secreto de la luz’ (filme por estrenarse) de Rafael Barriga se proyectaron en 16 países.


Como ganadores del programa DocTv Latinoamérica, las películas -para formato televisivo- forman parte de la red que integra Argentina, Brasil, Colombia, México y Ecuador.

Este proyecto de fomento a la producción y teledifusión del documental latinoamericano permite un intercambio de estos audiovisuales en los que se proyectan –a través de la señal de EcuadorTV– los documentales extranjeros; mientras los nacionales tienen la oportunidad de ser vistos en 21 canales públicos de Latinoamérica.

Bajo este mismo concepto de intercambio audiovisual, Flor María Torres, jefa de Programación de Ecuadortv, explica que al pertenecer al programa de apoyos Ibermedia mantienen un espacio fijo de cine iberoamericano dentro de la programación. En ese espacio también se convocan películas ecuatorianas.

Torres explica que la compra de derechos se está dando con distintas películas sin discriminación del presupuesto utilizado para su realización.

Los derechos de esos filmes se negocian -generalmente- en períodos de dos años con posibilidad a dos exhibiciones, pero todo dependerá del acuerdo al que se llegue con los productores del audiovisual.

Para León, el beneficio más grande que puede tener la alineación con los canales de TV es la coproducción. Es decir, llegar a acuerdos durante la etapa de desarrollo de las películas.

Puesto que de esta forma los canales se benefician del contenido ofrecido por el filme y los realizadores nacionales pueden beneficiarse de la plataforma mediática que ofrece la señal de TV o de apoyos que completen su presupuesto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)