26 de julio de 2015 21:37

Películas y documentales dejan las salas de cine y buscan otros lugares

Evelyn Quezada, mediadora del MIC, guía el foro luego de la proyección del documental ‘Chagra andino’. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Evelyn Quezada, mediadora del MIC, guía el foro luego de la proyección del documental ‘Chagra andino’. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Fernando Criollo

Ficción o documental, nacional o internacional, el lenguaje audiovisual deja de ser exclusivo de las salas de cine para mostrarse en otras ventanas de difusión. Parques, museos y centros culturales son algunos de los espacios que ofrecen una programación alternativa en varios sectores de la ciudad.

Evelyn Quezada, mediadora del Museo Interactivo de Ciencia (MIC), en el sur de la ciudad, recuerda que desde hace dos años, el cine empezó a filtrarse en el MIC como cortometrajes animados que se proyectaban los fines de semana. 
Este año se realizó la primera edición de MICine, un ciclo de documentales en formato de cine foro, que busca aproximar el conocimiento científico a la comunidad.

Orientada para un público familiar, los cortometrajes que se presentan fueron los filmes seleccionados en el festival de cine científico Cine al Cubo 2014, impulsado por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senecyt). 
‘Gente invisible de la selva’, ‘Chagra andino’, ‘Ukuku, cuando cae la niebla’ y ‘Proyecto Washu’ son los cuatro documentales que empezaron a proyectarse todos los jueves de junio y julio. Luego de cada proyección hay charlas guiadas por los mediadores del MIC, quienes buscan que el público comparta sus reflexiones desde su propio conocimiento y experiencia.

“Con este tipo de actividades queremos despertar la curiosidad científica del público”, asegura Quezada. 
El MIC busca darle continuidad al proyecto. A partir de agosto, la oferta de los Jueves de Cine se centrará en la difusión de producciones nacionales sobre ciencias naturales, mientras se evalúa la posibilidad de extender las funciones a los fines de semana.
Con esta propuesta el museo deja de ser un espacio dedicado exclusivamente a la exhibición para convertirse en un centro de aprendizaje interactivo y multisensorial. “La base del trabajo de un museo es la creatividad y la curiosidad de la gente. Aprovechamos esa curiosidad para trabajar en un proceso en el que la ciudadanía adquiera nuevos hábitos culturales”, asegura la mediadora.


En el norte de la ciudad, el cine ha empezado a instalarse en uno de los mayores centros de entretenimiento nocturno. Desde febrero pasado, el parque Gabriela Mistral, en el sector de La Mariscal, se convirtió en una sala de cine al aire libre.
‘El secreto de sus ojos’, ‘Mar adentro’ y ‘La vida es bella’ son títulos que revelan una programación enfocada en el entretenimiento. Isabel Morillo, administradora zonal, asegura que el objetivo es ofrecer una actividad alternativa a la gente que visita este sector turístico, pero además se busca promover la apropiación del espacio público con fines culturales.

La nominación a los premios Oscar es una de las principales guías para la selección de filmes. Además de la película, se proyectan cortometrajes realizados por estudiantes de distintos centros universitarios, por lo que el proyecto también se convierte en una ventana para difundir la producción local. 
Aunque las funciones estaban previstas para realizarse solo el último jueves de cada mes, en agosto habrá tres proyecciones. ‘Esas no son penas’ (13 de agosto), ‘Pescador’ (20 de agosto) y ‘El gran hotel Budapest’ (27 de agosto) completan la programación de este verano.
Desde este mes, la música y los conciertos en el Taita Rock (6 de Diciembre y Orellana) le cedieron un espacio al audiovisual.

Luis Villamarín, administrador del lugar, explica que el ‘Martes despierta’ es un espacio para la difusión de documentales y reportajes vinculados al movimiento Despierta Latinoamérica encaminado a “generar una conciencia más clara del mundo”. Teorías de la conspiración, temas científicos, documentales históricos son debatidos por el público que asiste a las proyecciones todos los martes a partir de las 19:00. 
La Internet es la principal fuente de consulta desde donde se proyectan los contenidos.

La idea, dice Vallamarín, es incentivar una reflexión colectiva, en la que se aporte con reflexiones y experiencias sobre los temas abordados encada sesión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)