24 de febrero de 2017 00:00

Dos personajes lideran la fiesta del Pawkar Raymi en Chimborazo

Eduardo Cabezas fue designado Yaya Carnaval; María Delia Pinta  es la actual Mama Shalva.

Eduardo Cabezas fue designado Yaya Carnaval; María Delia Pinta es la actual Mama Shalva. Foto: Cristina Márquez / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Cristina Márquez
Redactora
(F-Contenido Intercultural)

Eduardo Cabezas y María Delia Pinta recibieron, de manos de tres yachaks de Chimborazo, el atuendo que usarán en las actividades para celebrar el Pawkar Raymi. Ellos fueron designados Yaya Carnaval y Mama Shalva, en su orden.

Según la cosmovisión andina, estos personajes representan la dualidad femenina y masculina y su función es presidir todas las celebraciones que se realizarán para celebrar el Pawkar Raymi, la temporada del florecimiento y la fertilidad.

Las comunidades indígenas incluso los consideran las autoridades máximas mientras dura esta celebración, aunque sus funciones se extienden durante todo el año. “Tenemos la responsabilidad de velar porque la gente festeje en paz durante el Carnaval y, sobre todo, que se recuerden las tradiciones ancestrales de esta época”, dice Cabezas.

La ceremonia de investidura se realizó el pasado domingo 19 de febrero de 2017 y fue el acto que marcó el inicio de la fiesta, considerada una de las más importantes del calendario andino.

En el centro de un círculo hecho con velas, pétalos de flores y frutas se encendió una fogata. Tres yachaks explicaron que allí están representados los elementos sagrados de la cosmovisión indígena.

Manuel Pomaquero y Ana María Guacho presidieron la ceremonia. El nuevo Yaya Carnaval recibió un sombrero de lana de borrego, un tradicional poncho rojo, un pantalón blanco y un zamarro.

La Mama Shalva recibió un anaco negro, un camisón blanco con flores bordadas a mano, un rebozo rojo con una chakana (cruz andina), bordada en el extremo izquierdo, un tupulli plateado (broche), washcas y fajas hechas en telares por los artesanos de Cacha.

El evento también fue la primera actividad agendada en el programa de los Carnavales por la Vida, en su décima edición. La fiesta es organizada por el Comité de Yayas y Mamas, la Casa de la Cultura y el Gobierno Provincial de Chimborazo.

El programa incluye más de 100 actividades, entre desfiles, encuentros deportivos y shows artísticos en los 10 cantones de la provincia. Uno de los actos centrales será la entrega del Camari, que se realizará el próximo miércoles en la Plaza Pública Eloy Alfaro.

En el evento, los dos personajes del Pawkar Raymi recibirán regalos y ofrendas que entregarán las delegaciones que arribarán a la ciudad desde varias comunidades de Chimborazo.

“Estamos entusiasmados porque las tradiciones que antes solo se veían en las comunidades ahora también las hacemos en la ciudad y las compartimos con todos, independientemente de la etnia a la que pertenezcan”. De esta manera, agrega Pinta, se disfruta la verdadera interculturalidad.

Los dos personajes fueron seleccionados por un comité que representa al sector mestizo e indígena de la provincia, para representar a la Mama Shalva y al Yaya Carnaval. Según la cosmovisión indígena, estos personajes son los guías espirituales y las máximas autoridades durante las fiestas.

“Su responsabilidad es velar por la armonía entre las dos culturas, para que haya paz y alegría en esta época sagrada”, dijo Ana María Guacho, una yachak de Chimborazo que presidió la ceremonia.

Ellos también representan la dualidad entre lo masculino y lo femenino, que hace posible la fertilidad y la vida. Además, los personajes se escogen del pueblo mestizo e indígena, como un símbolo de unión entre ambas culturas.

El Carnaval mestizo coin­cide con el festejo andino del Pawkar Raymi. En esta época, denominada Tiempo de Florecimiento, los indígenas le agradecen a la tierra y a todos los elementos de la naturaleza que intervinieron durante el crecimiento de las plantas y los frutos por el alimento, la cosecha y la abundancia.

“Cada año le agradecemos a la Pacha Mama por la vida, porque al vivir ella, nos permite vivir a nosotros. En nuestra cultura este es un momento sagrado”, dijo Valeriana Anaguarqui, Mama Shalva 2015, en la ceremonia de proclamación de los nuevos personajes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)