27 de septiembre de 2014 10:49

Paulina Tamayo le cantó al pasillo

Concierto de Paulina Tamayo. Foto: EL COMERCIO

Concierto de Paulina Tamayo. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 0
Redacción Espectáculos

El programa para el concierto en conmemoración del día del pasillo contaba con 14 puntos, en las que también se incluiría un mosaico de bomba, un instrumental incaico y como punto final un 'medley' - una mezcla de varias canciones- de pasillos, que estaba compuesto por los temas '17 años', 'Te quiero' y 'Parece mentira'.


Al finalizar este emotivo potpurrí, la música cambiaría de tonos para sonar alegre y festiva. Con 'A la voz del carnaval' el público se levantó y aplaudió al ritmo de la canción. Dos parejas de bailarines entraron en la escena y dos payasos típicos del carnaval también se sumaron, para desde los corredores del Teatro Nacional Sucre animar la celebración.

Después de esta eufórica presentación, las cortinas se cerraron, anunciando la despedida del homenaje interpretado por 'La grande del Ecuador' Paulina Tamayo junto a un grupo de músicos, que sumaron los sonidos del acordeón, el saxofón, la batería y el cajón peruano a los tradicionales acordes de las guitarras y el requinto.

Sin embargo, el público aplaudía y reclamaba el regreso de los artistas al escenario. El multifacético Juan Manuel Carrión salió para recordar a la audiencia que el 1 de octubre se celebra el día del pasillo y que el concierto se realizó para mantener en la memoria colectiva a los autores e intérpretes de este género musical. Finalmente, invitó a Tamayo y a su conjunto a seguir con el concierto.

El repertorio continuó con el vals 'Nuestro secreto'. Los sanjuanitos 'Cantando como yo canto' y 'Pobre corazón' motivaron al público a pararse, aplaudir y bailar, acompañado nuevamente de los bailarines. La audiencia estaba entusiasmada, pero después de estos temas, la cantante quiteña agradeció a los asistentes y a sus compañeros de escenario, para finalmente despedirse.

Las cortinas se cerraron y por varios minutos la gente aplaudía y pedía más canciones. Los telones se corrieron una vez más para ver a los bailarines, a los músicos y a Tamayo tomados de las manos para hacer la venia final. El concierto, que duró alrededor de dos horas, dejó a los asistentes con ganas de continuar la velada, pero satisfechos de haber presenciado un espectáculo que hizo un homenaje no sólo al pasillo, sino a la música nacional.

El repertorio en honor al día del pasillo, que se celebra el 1 de octubre -natalicio de Julio Jaramillo-, abrió con 'La Bocina' y continuó con pasillos clásicos como 'Cuando yo muera', 'Reír llorando' y 'Lamparilla'.

El recital forma parte del ciclo de conciertos Nuestra Música, organizado por la Fundación Teatro Nacional Sucre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)