9 de diciembre de 2016 16:31

Patti Smith enamora a los Premios Nobel con Hermann Hessse y su canción Wing

Smith participó en un debate de la jornada de Diálogo de los Premios Nobel, uno de los actos que se celebran esta semana en Estocolmo para homenajear a los premiados

Patti Smith participó en un debate de la jornada de Diálogo de los Premios Nobel, uno de los actos que se celebran esta semana en Estocolmo para homenajear a los premiados. Foto: Archivo AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE

La cantante Patti Smith sedujo este viernes 9 de diciembre de 2016 a un auditorio con varios nobel poniendo voz al escritor Hermann Hesse y cantando a capella su canción Wing, en un aperitivo de lo que será mañana su actuación durante la entrega de los Premios Nobel.

Smith participó en un debate de la jornada de Diálogo de los Premios Nobel, uno de los actos que se celebran esta semana en Estocolmo para homenajear a los premiados con ese galardón.

Los organizadores habían previsto que Smith realizara una intervención de cinco minutos sobre un tema por determinar y el talento artístico de la estadounidense sorprendió a las más del mil personas que formaban en auditorio y que desde la mañana debatían sobre el futuro de la alimentación.

Smith, vestida con vaqueros y chaqueta negros, camisa roja, blanca melena suelta sobre los hombros y gafas de cerca, se enfrentó al auditorio en una penumbra de color azulado y con solo unas pocas cuartillas en la mano.

Aunque el poeta, novelista y pintor alemán y naturalizado suizo no entraba dentro sus planes para el acto de hoy, Smith aseguró que lo decidió anoche, tras asistir al concierto de gala en honor de los premios nobel.

Allí se sintió inspirada por "la música, por los solos de violín" de Janine Jansen, "por la orquesta, por la música de Beethoven", de quien se interpretó la Sinfonía número 6 en Fa mayor y la Pastoral op 68.

Todo ello hizo que la cantante y fotógrafa recitara hoy un fragmento de la obra 'El juego de los abalorios', publicada en 1943, tres años antes de que Hesse recibiera el máximo galardón de las Letras.

Ante la voz clara, pausada y poderosa de Smith, el numeroso e inquieto auditorio enmudeció para seguir el relato de cómo el "magister ludi" (maestro de juegos) Josef Knecht, protagonista de la obra de Hesse, tiene un encuentro con un anciano maestro de piano.

"Tocar música juntos es la mejor forma de hacerse amigos" le dice en un momento el anciano a Knecht y en la voz de Smith parece una invitación a todo el auditorio. Y cuando las palabras enmudecen, al final del relato, Patti Smith entona con el único acompañamiento de su voz Wing (1977). "Y si hay una sola cosa/que pudiera hacer por ti/serías un ala en el cielo azul" canta, mientras el público aplaude sin tregua.

La poeta, de 69 años, se sentó después a hablar con el Premio Nobel de Economía 2015 Angus Deaton, de 71, con quien rememoró la década de los 60 y acabaron evocando la figura de Bob Dylan, quien no estará mañana en Estocolmo para recoger el Nobel de Literatura 2016 y de quien Smith cantará durante la entrega de premios A Hard Rains A-Gonna Fall.

Smith recuerda que de niña "quería ser científica y ayudar al mundo" pero que cuando se dio cuenta de que no podría ser descubrió que su vocación era leer. Los recuerdos dan paso a la actualidad y Patti Smith considera que su Estados Unidos natal está "muy polarizado. Somos históricamente polarizados, incluso en la forma en que votamos. Solo la mitad de país realmente vota y la otra mitad está polarizada", aseguró riendo.

La elección de Donald Trump dice "muchas cosas" sobre su país, por ejemplo que hay "una parte muy fuerte que está insatisfecha, que siente que nadie le habla". El resultado de la reciente campaña electoral debería ser "una auténtica señal de alerta para todo el mudo, para mi país y para futuros candidatos, que deben entender que están hablando con todo el mundo y no solo una parte".

El nobel Deaton, reconocido por sus análisis sobre el consumo, la pobreza y el bienestar, destacó que tanto en Estados Unidos como en Reino Unido la clase trabajadora tiene hoy "muy poca representación política".

Pero para terminar la charla Smith prefiere regresar a lo personal, habla de sus hijos, ella que de joven no quería ser madre para dedicarse a su carrera, pero los tuvo y le "pasó una cosa curiosa", que se enamoró de ellos.

Ambos le recuerdan sus responsabilidades y son "dos grandes buenas influencia" sobre ella: Jackson, "una buena persona de fuertes valores morales", y Jesse, "activista" que se ocupa del cambio climático y de inmigrantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)