7 de enero de 2015 11:05

Brasil fomenta parto natural contra la 'epidemia' de las cesáreas

Imagen referencial. En Brasil el Ministerio de Salud implementará una serie de medidas para desincentivar la práctica de cesáreas en los hospitales. Foto: Archivo EL COMERCIO

Imagen referencial. En Brasil el Ministerio de Salud implementará una serie de medidas para desincentivar la práctica de cesáreas en los hospitales. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2
Agencia EFE
Sao Paulo

El Ministerio de Salud de Brasil considera una "epidemia" el aumento de los partos por cesárea, razón por lo que propugna una serie de medidas para desincentivar esta práctica y estimular el parto natural en el país más poblado de Suramérica.

Según datos oficiales, las cesáreas se realizan al 84 % de las mujeres que tienen seguro privado en Brasil, un índice que se sitúa en torno al 40 % en la red pública, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que esa cifra no sobrepase el 15 %.

Sólo en 2013 se realizaron en Brasil 440 000 partos mediante esta técnica, un número que ha encendido la alarma de las autoridades sanitarias brasileñas y empujado a Brasil a declarar una guerra a esta práctica.

"Es inaceptable la epidemia de cesáreas que tenemos en nuestro país. No hay otra alternativa sino tratarla como un problema de salud pública", comentó el ministro de Salud, Artur Chioro.

En su lucha por fomentar los partos naturales, el Gobierno ha decretado que, a partir de ahora, los médicos brasileños justifiquen a través de un informe la elección del parto por cesárea y los seguros privados podrán negarse a pagar la operación si consideran que no ha sido necesaria.

"Hoy una parte significativa de las cesáreas son realizadas sin que la mujer realice un trabajo de parto. El parto quirúrgico mal indicado genera un índice mucho mayor de prematuros y otras complicación", sostuvo Chioro.

El Ministerio de Salud brasileño cree que la cesárea aumenta 120 veces el riesgo de problemas respiratorios del recién nacido y triplica el riesgo de muerte de la madre.

Sin embargo, para la Asociación Paulista de Medicina, estas declaraciones generan "alarmismo" entre las mujeres y "demonizan" la cesárea.

"La decisión del Ministerio es arbitraria. La paciente tiene que ser respetada. Tienen que tener autonomía (para decidir entre el parto natural o la cesárea). El ministro no puede quitarles ese derecho", dijo a Efe Newton Eduardo Busso, presidente de la sección de ginecólogos de la Asociación Paulista de Medicina.

Las medidas también permitirán que las pacientes puedan solicitar a las operadoras los antecedentes del porcentaje de cesáreas y de partos normales realizadas por los médicos y los hospitales con el fin de tener más información a la hora de tomar una decisión.

Para Corintio Mariani Net, médico ginecólogo y profesor de la Universidad Cidade de Sao Paulo (UNICID), esta medida, en concreto, es "absurda", ya que el médico especializado en gestaciones de alto riesgo, por ejemplo, va realizar más cesáreas que otros y por ello no va a ser peor profesional.

Sin embargo, la decisión del Ministerio de Salud no sólo se enfrentó a críticas. Según el Grupo de Apoyo a la Maternidad Activa (GAMA), las medidas del Gobierno suponen un paso en la lucha para reducir el número de cesáreas en Brasil, un hecho que consideró "necesario".

"Las mujeres quieren partos naturales, pero son los médico quienes les acaban convenciendo. Tres grandes estudios en Brasil lo constatan. Es un paso más", comentó Ana Cristina Duarte, portavoz de Gama.

Las medidas, que fueron sometidas a consulta pública entre octubre y noviembre del pasado año, entrarán en vigor en un plazo de 180 días.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)