14 de febrero de 2017 17:06

Parque nacional indio permite matar a los cazadores furtivos

La duquesa Catalina de Cambridge (c-d) y su marido, el príncipe Guillermo de Inglaterra (i), alimentan a crías de rinoceronte durante su visita al Centro de Rehabilitación y Conservación de la Vida Salvaje (CWRC, siglas en inglés) en el Parque Nacional de

La duquesa Catalina de Cambridge y su marido, el príncipe Guillermo de Inglaterra, alimentan a crías de rinoceronte durante su visita al Centro de Rehabilitación y Conservación de la Vida Salvaje en el Parque Nacional de Kaziranga. Foto: Archivo EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 19
Redacción Elcomercio.com

Los rinocerontes son uno de los más grandes tesoros que tiene el Parque Nacional Karizanga, ubicado en el noreste de la India. Hoy en día, según asegura BBC Mundo, esta reserva alberga dos tercios de la población mundial de esta especie.

Las políticas de conservación de este parque nacional han surtido efecto, pues los casos de caza furtiva dentro de la localidad se han reducido de manera considerable. Durante el año 2016, dentro del área, se registraron cinco rinocerontes muertos a causa de cazadores furtivos.

Cuando el parque fue fundado, a principios del siglo XX, quedaban únicamente alrededor de 200 especímenes. Hoy, son más de 3 500, según cita el portal Gizmodo.

La reserva ha adoptado una política de tolerancia cero ante la caza furtiva apoyada por el gobierno central indio. Sin embargo, esta política también ha generado polémica. Esto, puesto que los guardaparques tienen permitido utilizar la fuerza máxima en caso de ser necesario.

Es decir, si los guardias divisan a cazadores furtivos dentro del área protegida, estos tienen permiso expreso del gobierno para dispararles, inclusive si esto termina con la muerte de los cazadores.

El permiso expreso que han recibido los guardias de Karizanga para disparar a quien sea descubierto cazando rinocerontes dentro del parque ha generado que muchos críticos acusen a la institución de permitir “ejecuciones extrajudiciales”.

Sin embargo, según comenta a la BBC el director de la reserva, Satyendra Singh, los guardaparques siguen una serie de pasos antes de disparar. "Primero les damos una advertencia: ¿quién eres? Sin embargo, si ellos disparan nosotros tenemos que matarlos", asegura.

"Pero primero tratamos de arrestarlos, para obtener información de con quién están vinculados, quiénes son los otros miembros de la banda", agrega el encargado.

En enero de 2017, las autoridades lograron localizar a dos cazadores que habían matado a un rinoceronte dentro del parque gracias a ‘selfies’ que los sospechosos se habían tomado en la entrada de la reserva natural junto con sus rifles automáticos, según señala el Huffington Post versión India.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)