23 de enero de 2016 00:00

Un pararrayos minimiza los efectos del relámpago

El equipo evita los impactos no controlados de los rayos sobre personas y cosas; y los dirige hacia la tierra. Foto: Wikicommons

El equipo evita los impactos no controlados de los rayos sobre personas y cosas; y los dirige hacia la tierra. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 5
Redacción Construir

Todo indica que llegó la época invernal y, con ella, todos los contratiempos y fenómenos naturales que provoca.

Uno de los fenómenos más temidos es la caída de rayos, los cuales han causado muchas desgracias y accidentes.

El rayo es un fenómeno meteorológico que genera severos efectos térmicos, eléctricos y mecánicos durante la descarga. Los valores de corriente que pueden aparecer en un solo rayo oscilan entre 5 000 y 350 000 amperios, con una media de 50 000 amperios, explica Daniel Faour, presidente de la Casa del Cable.

Obviamente, la mejor protección es montar en la casa o edificio un sistema de pararrayos. Este mitigará al máximo los efectos que puede causar en estructuras, equipos y personas.

A pesar de los beneficios que ofrece un pararrayos, Faour comenta que el tema no es muy conocido. “Un ejemplo claro es Quito. Existen normas que exigen que los edificios de más de 4 pisos deben contar con un sistema de pararrayos; sin embargo, no especifican las normas que deben de cumplir estos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)