26 de octubre de 2016 00:00

Los sonidos y la memoria de la paja toquilla

En esta sala se muestran imágenes de gente usando sombreros de paja toquilla en diferentes espacios y con distintos propósitos.

En esta sala se muestran imágenes de gente usando sombreros de paja toquilla en diferentes espacios y con distintos propósitos. Foto: Cortesía INPC

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Pamela Castillo
Redactora
(F - Contenido Intercultural)

Dibujos, fotografías y testimonios acerca del uso y creación de la paja toquilla forman parte de la exposición ‘Memoria entre manos: paja toquilla, muestra de un saber ancestral’, que recorre el proceso de elaboración del popular sombrero de este material, desde la siembra y el tratamiento de la paja toquilla hasta las historias de dos tejedores que lo confeccionan.

Este arte fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco el 2012 y el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) exhibe un trabajo interactivo con imá­genes y audio. La exposición se inauguró el pasado 14 de octubre de 2016 y estará abierta al público, de forma gratuita, hasta febrero del 2017, en el Centro de la Investigación de la Memoria y el Patrimonio Cul­tural (Jerónimo Carrión y pasaje León Vivar).

De acuerdo con Ana María Toro, asesora del INPC y parte de la curaduría de la muestra, se exhiben dos reproducciones de tinta y acuarela que fueron hechas en el siglo XVII por los españoles que llegaron a Sudamérica. Las pinturas originales están en el Fondo Real del Jardín Botánico de España.

Además, se incluyen cinco documentos históricos que hablan sobre la exportación de sombreros de paja toquilla. “Hay 30 fotografías de 1885 que se presentan en un ‘slide show’, en las que se ve gente usando los sombreros, como parte de su vestimenta tradicional”. Entre esas imágenes se destaca una de la elección de la Reina de los Montoneros Alfaristas, de 1885.

‘Memoria entre manos: paja toquilla, muestra de un saber ancestral’ también exhibe testimonios de dos tejedores de la zona manabita de Pile, que es considerada como la cuna de los famosos accesorios de fibra vegetal. Audífonos dispuestos para los visitantes reproducen las palabras de Simón y Fidel Espinal, que hablan sobre su trabajo en la confección.

En los audios, los artesanos dicen que el objetivo de dar a conocer su historia es que la tradición de los sombreros de paja toquilla no se pierda. “Ellos dan un testimonio de lo que significa para ellos continuar con el saber ancestral y para que los jóvenes sigan con la tradición”, dice Toro.

Como parte de la muestra sonora se incluyen canciones que hablan sobre el mundo de los tejedores: los pasillos titulados Romance de una tejedora manabita, María Panchita y Mi campesina. Además de su presentación en Quito, la muestra está de forma simultánea en la Casa Sara Vélez, de Portoviejo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)