14 de junio de 2017 13:26

Padres y niños de centros de desarrollo infantil del Municipio festejaron el fin del año lectivo

el fin del año lectivo, con un show artístico.

Los pequeños festejaron el fin del año lectivo con un show artístico. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
María Belén Merizalde
Redactora (I)

Alrededor de 5 000 personas, entre niños, padres y educadoras de los centros de desarrollo infantil que impulsa el Municipio de Quito, se congregaron durante la mañana de este miércoles 14 de junio de 2017 en el Ágora de la Casa de la Cultura, para festejar el fin del año lectivo, con un show artístico.

María Fernanda Pacheco, Presidenta de la Fundación Patronato San José, recalcó que desde el 2014 hasta la fecha se encuentran funcionando 118 centros de desarrollo infantil, entre ellos están: 101 Guagua Centros, 14 Centros Municipales de Educación Inicial y tres Guagua Quinde, destinados específicamente para hijos de comerciantes de La Marsical, San Roque y Chiriyacu.

Los pequeños gozarán de dos semanas de vacaciones. "No podemos cerrar los centros por más tiempo, porque precisamente las madres dejan a sus niños a nuestro cuidado para poder trabajar", explicó Pacheco.

Más de cinco mil niños de entre 1 y 5 años son atendidos en estos centros, que "pretenden romper el círculo de pobreza, es decir que los hijos de quienes están actualmente en condiciones de vulnerabilidad puedan tener un futuro diferente".

Para Margarita Ríos, madre beneficiaria de estos programas, "el círculo de pobreza es muy difícil de romper". Sin embargo considera que su hijo ha podido tener mejores condiciones de vida. "Yo tenía un puesto en el mercado y si no existieran estos centros hubiera tenido que llevar a mi pequeño al mercado y allí los niños corren muchos riesgos", comentó.

Los infantes que acuden a los centros reciben cuatro comidas, planificadas por una nutricionista, las cuales según el Alcalde capitalino han contribuido a que un 72% de niños que ingresaron con desnutrición hayan superado ese cuadro, mientras que un 91% salieron de la anemia.

"Cuando empezamos la Alcaldía solo existían 17 de estos centros, hoy son 118 y estamos comprometidos a seguir trabajando", expresó el Burgomaestre. En los próximos meses los niños entrarán en un proceso de carnetización para que puedan obtener beneficios tanto en servicios públicos, como privados.

Para fines del 2017 se tiene previsto atender a cerca de 11 mil niños, mientras que la meta para el 2019 será llegar a un total de 20 mil, según informó Pacheco. Además se crearán los Guambra Centros, en donde se atenderá a menores de entre 3 y 5 años de las parroquias rurales.

"Este espacio que tienen nuestros niños para educarse nos ha permitido trabajar con más tranquilidad", comentó Fernanda Jaramillo, comerciante autónoma.

Según Pacheco para que un niño pueda ingresar en cualquiera de los centros de desarrollo infantil del Municipio debe cumplir requisitos como que su entorno familiar no perciba más de dos salarios básios al mes, ser hijo de madre soltera cabeza de hogar, de padre o madre privados de la libertad o de padres que no hayan culminado el bachillerato.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)