1 de abril de 2015 20:52

Padres forman grupos de apoyo para el autismo

Ayer se realizó un evento artístico e informativo sobre el autismo en el parque de Conocoto al que asistieron estudiantes. Foto: María Isabel Valarezo / El Comercio

Este miércoles 1 de abril se realizó un evento artístico e informativo sobre el autismo en el parque de Conocoto al que asistieron estudiantes. Foto: María Isabel Valarezo / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Andrea Gordón

Aceptar el diagnóstico es fundamental para poder enfrentar el autismo. Es lo primero que se recomienda a los padres con niños que tienen este mal y que acuden a los talleres de la Asociación de Padres para la Protección y Defensa de las personas con Autismo (Apada).

Los guías son padres de familia que desde el 2011 se unieron con el objetivo de crear un espacio de ayuda y difusión. En un inicio eran tres personas, pero ahora son aproximadamente 150.

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) se caracteriza por el déficit del desarrollo permanente que afecta la socialización, la comunicación, la imaginación, la planificación y la reciprocidad emocional.

Lorena Villamarín, socio fundadora de Apada y madre de Javier de 8 años con autismo, señala que a la asociación también pertenecen madres que tienen hijos con otros problemas de desarrollo o necesidades especiales de aprendizaje.
Por ejemplo dislexia y hiperactividad, pero el principal eje de acción es el autismo.

El TEA afecta a 1 de cada 110 niños en el mundo, siendo los hombres los que tienen más riesgo de tenerlo.

La prevalencia de este tipo de trastorno varía entre 0,8 y 1,4 casos por cada 100 habitantes. En Ecuador existen poco datos del autismo. Por eso, con base en la prevalencia mundial se considera que hay aproximadamente 140 000 personas con esta condición, según la Secretaría Técnica para la Gestión Inclusiva en Discapacidades (Setedis), en Ecuador.

Villamarín manifiesta que al haber pocos estudios y falta de políticas públicas para el autismo, los padres son los que han buscado y generado espacios para asesorar a las familias sobre el trastorno, la autoestima, la aceptación e incluso el asesoramiento legal.

Además, cuentan con el apoyo de profesionales que ayudan en las terapias y grupos de padres de otros países que comparten sus experiencias.

Los talleres artísticos y lúdicos son otras alternativas que ofrece la asociación. Por lo general se realizan los sábados.

Pero ayer (1 de abril) hubo un acto artístico especial en Quito. Niños de varias escuelas acudieron al parque de Conocoto para pintar con azul carteles y mirar la presentación de perros amaestrados.

El color fue elegido como símbolo, en el marco del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. Ayer también se iluminó de azul las cúpulas de la Inmaculada Concepción de Cuenca y hoy (2 de abril) se hará lo mismo en el Yaku Museo de Agua, a partir de las 18:00.

Álex Camacho, titular de la Setedis, recordó que en marzo del año pasado se realizó el primer encuentro nacional con la participación de 1 500 personas. Ahí se estableció un marco de acción para trabajar sobre el autismo en seis puntos: la detección temprana, el diagnóstico, la educación, la inclusión integral, la investigación y la visibilización y concienciación sobre el autismo.

Los padres reconocen el apoyo de la Setedis, sin embargo, piden la continuidad y seguimiento de los proyectos. En especial del Plan Nacional para el apoyo al Autismo que se planteó en el 2014.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)