18 de septiembre de 2017 22:03

Un padre fue condenado a prisión por golpear a su hija que llegó tarde a casa

Imagen referencial. Según el fallo, el padre le dio varias bofetadas a la adolescente que "no acataba las indicaciones de carácter educativo". Foto: Pixabay

Imagen referencial. Según el fallo, el padre le dio varias bofetadas a la adolescente que "no acataba las indicaciones de carácter educativo". Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Elcomercio.com

Un padre fue condenado a siete meses de prisión por un delito de malos tratos a su hija de 15 años, quien no habría acatado las indicaciones sobre la hora para regresar a su casa. El hecho sucedió en Almería, España, en agosto pasado, según informó el sitio 20minutos.es.

La sentencia, a la que tuvo acceso la agencia Efe, además prohíbe al acusado, F.R., acercarse o comunicarse con la menor a menos de 100 metros durante un año, siete meses y 15 días.

Según el fallo, pasada la medianoche del 1 de agosto el hombre mantuvo una "fuerte discusión" con su hija en el departamento donde ambos residen, ya que él tiene la custodia de la adolescente al estar separado de su esposa.

De acuerdo con el medio español, el juez señaló que la discusión se produjo porque la menor "no acataba las indicaciones de carácter educativo que le daba su padre" por lo que la agredió. El magistrado Luis Miguel Columna mencionó en la sentencia que el propio acusado reconoció la violencia con la que actuó.

El sitio agregó que la defensa del hombre solicitó que se apreciase que el "padre de la menor se encontraba en el correcto ejercicio de los derechos y obligaciones que le vienen impuestos en el ejercicio de la patria potestad".

A criterio del juez, se ha producido una "extralimitación en su derecho de corrección, pues cuando ejerce el mismo tiene que ser a través de actos que beneficien a la menor (...) que la proteja de alguna manera, lo que no ocurre, cuando por llegar un poco tarde a la hora fijada por el padre, la coja violentamente por los pelos y le dé unas bofetadas".

El magistrado señaló que el uso de la violencia en ese grado no puede ser permitido. “En todo caso, un mínimo acto sí que es permitido pero siempre que sea la única forma de solucionar un problema de especial gravedad y cuando sea el menor quien inicia una actuación violenta”, indicó el medio. Según la publicación, el abogado del acusado presentó un recurso de apelación contra este fallo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)