30 de septiembre de 2016 15:04

Padre moribundo pudo presenciar el nacimiento de su hijo

Cagney Wenk tiene cáncer de cerebro. Se lo diagnosticaron tres semanas antes del nacimiento de su hijo Levon. Foto: Captura.

Cagney Wenk tiene cáncer de cerebro. Se lo diagnosticaron tres semanas antes del nacimiento de su hijo Levon. Foto: Captura.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 9
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Infobae - Red de Noticias Albavisión

Tres semanas antes de su fecha de parto, Jessica Li acompañó a su marido Cagney Wenk al Hospital Boulder Community de Colorado (EE.UU.). Desde hacía tres días tenía un fuerte y profundo dolor de cabeza que lo preocupaba. El diagnóstico fue devastador: tenía cáncer, avanzado y muy agresivo. Tanto, que quizás no llegara a ver nacer a su hijo.

Se internó allí, donde Jessica daría a luz tres semanas después. Los tratamientos que le hicieron fueron todos invasivos. Una biopsia, una craneotomía, quimioterapia, rayos… todo para tratar de aliviar el dolor y ver si existía una luz de esperanza para que Cagney -de 26 años- pudiera llegar a ver nacer a Levon, tal como habían bautizado al pequeño próximo a llegar a este mundo.

Luego de unos días de recuperación de su cirugía de cerebro, Jessica comenzó con el trabajo de parto. Era el 18 de septiembre por la noche. Pocos días antes, sus enfermeras en la Unidad de Cuidados Intensivos decidieron hacer algo distinto: trasladar para ese día tan especial a su paciente al lugar donde nacería su hijo.

Llevaron junto a él su cama ortopédica, su equipamiento médico, sus medicinas y todo lo necesario. Y una sorpresa más: se pusieron en contacto con Now I Lay Me Down To Sleep (Ahora Me Acuesto a Dormir), una organización que se dedica a los padres que pierden a sus bebés, para que tomara fotografías del hecho.

Sarah Boccolucci aceptó y decidió que haría un documental. La familia también estuvo de acuerdo con el ofrecimiento de las enfermeras y de la ONG.

El nacimiento ocurrió a las 02:12 a.m. del día siguiente. Una experiencia única. "El video era para que la familia tuviera un momento único", señaló Marissa Wenk, la hermana de Cagney, al Huffington Post.

"El video muestra todas las reacciones. Hubo tantas lágrimas, emociones y tanto amor. Hubo un momento durante la grabación en que Cagney le dije a Jessica que estaban rodeados de todo el amor del mundo en ese momento. Deseo que la gente vea el video, sienta el amor que esta familia comparte, y ayude y haga una donación si pudieran", añadió la joven.

El futuro de Cagney es incierto. Su enfermedad está muy avanzada y los médicos no tienen muchas esperanzas. Sin embargo, sus padres, su familia y sus amigos son optimistas respecto a una posible recuperación.

Boccolucci compartió el video en su cuenta de Facebook. Y escribió: "Hace poco me contacté con esta familia vía Now I Lay Me Down To Sleep. Mientras que este tipo de sesiones no es lo que voluntariamente hacemos en la organización, fue tan importante como emocionante. ¡Por favor, abran sus corazones para Jessica, Cagney y Levon!".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (5)