8 de abril de 2018 10:41

Pablo Alborán quiso dejar su alma en el escenario quiteño

El cantante español Pablo Alborán dio un concierto en Quito, como parte de la gira Prometeo, la noche del 7 de abril del 2018. Fotos: Julio Estrella/ EL COMERCIO

El cantante español Pablo Alborán dio un concierto en Quito, como parte de la gira Prometeo, la noche del 7 de abril del 2018. Fotos: Julio Estrella/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Esta es la segunda vez, después de tres años, que el cantante español Pablo Alborán llega al Ecuador. En esta ocasión, vino con el tour Prometo y ofreció su música en el Coliseo General Rumiñahui, donde se dieron cita unas seis mil personas.

El concierto se inició a las 20:10 del sábado 8 de abril del 2018, con la canción Beso eterno de John Peter. El cantante galapagueño siguió su presentación con un tema ícono de la cultura popular: Is this love, de Bob Marley. John Peter demostró su destreza vocal con una interpretación al estilo del gospel y del soul.

Hello my darling, un tema original de John Peter, y Morí -que en el pasado la cantó con Alberto Plaza, formaron parte del corto repertorio del artista ecuatoriano.

El cantante español Pablo Alborán dio un concierto en Quito, como parte de la gira Prometeo, la noche del 7 de abril del 2018. Fotos: Julio Estrella/ EL COMERCIO


Durante 10 minutos, las pantallas permanecieron apagadas y los asistentes silbaban y gritaban para reclamar la presencia del español en el escenario. Cuando se encendieron, fue para dar inicio al espectáculo de Alborán, lo que fue recibido con griterío y emoción. No vaya a ser fue la canción con la que arrancó el concierto, que fue coreada en todo el Coliseo Rumiñahui.

Alborán es conocido por su estilo casual y así llegó a Quito: con una camiseta gris, una cazadora vino y pantalones negros. Durante todo el espectáculo interactuó con el público, recorriendo la tarima, y con los músicos que lo acompañaron. Después de Pasos de cero y La escalera saludó a los asistentes y enseguida continuó con la canción Dónde está el amor.

La conexión con los asistentes quedó demostrada, pues permanecieron de pie durante todo el show, coreando las canciones, gritando, y haciendo fotos y videos con sus teléfonos móviles. En los temas más rítmicos, como en Quién, el público también respondió con suaves bailes. Cuando el artista pedía mover los brazos de lado a lado, en las melodías románticas, el Coliseo seguía con emoción la propuesta del cantante malagueño.

El cantante español Pablo Alborán dio un concierto en Quito, como parte de la gira Prometeo, la noche del 7 de abril del 2018. Fotos: Julio Estrella/ EL COMERCIO


"Me hace especial ilusión estar esta noche aquí, porque Quito me ha dado mucho", dijo Alborán. "Esta vez es un viaje fugaz, pero lo voy a dejar todo. Si tuviera mil almas, las daría todas, pero como solo tengo una, la voy a dar mil veces", continuó. Retomó el 'setlist' con Lo nuestro. Los movimientos de cadera del español, durante la parte bailable de la canción, provocaron los gritos de sus admiradoras.

En Te he echado de menos, Alborán se sentó en un banco alto para tocar la guitarra acústica. El público de Golden Box levantó hojas con la frase Te echo de menos y el resto acompañó con el movimiento de las manos de lado a lado. Desde el banco, siguió con Al paraíso y pidió un aplauso para la banda.

El cantante español Pablo Alborán dio un concierto en Quito, como parte de la gira Prometeo, la noche del 7 de abril del 2018. Fotos: Julio Estrella/ EL COMERCIO


Imágenes de Saturno y de la superficie del planeta le dieron paso a la canción que lleva el nombre del sexto planeta del sistema solar. Boca de hule, un tema con ritmos del reggae, pusieron a bailar al cantante español y a sus seguidores.

Tras hora y media de show, Alborán agradeció al público. Los músicos se abrazaron en la tarima y el cantante pidió aplausos para ellos y para todo el equipo de producción, después, se retiraron del escenario y las luces se apagaron. "Otra, otra, otra", se escuchó entre el público y logró que Alborán regrese, pero esta vez para estar frente del teclado e interpretar Solamente tú. El artista, de 28 años, dejó que el público cante el coro mientras él acompañaba con el piano.

El cantante español Pablo Alborán dio un concierto en Quito, como parte de la gira Prometeo, la noche del 7 de abril del 2018. Fotos: Julio Estrella/ EL COMERCIO

El cantante español Pablo Alborán dio un concierto en Quito, como parte de la gira Prometeo, la noche del 7 de abril del 2018. Fotos: Julio Estrella/ EL COMERCIO


Videos de la campaña #NosFaltan3 se proyectaron en las dos pantallas ubicadas a los lados de la tarima, antes del concierto, en el entretiempo y al finalizar. La iniciativa busca la liberación de los tres colaboradores de Diario EL COMERCIO que fueron secuestrados el 26 de marzo, por grupos armados en la frontera ecuatoriana con Colombia.

Después de dos horas y 26 canciones, Pablo Alborán finalizó el concierto con Éxtasis y Vívela. El español, originario de Málaga, continuará la Gira Prometo por Latinoamérica en Argentina, Uruguay y Chile.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)