16 de marzo de 2015 16:06

El fandango, jazz y blues suenan juntos

En Otavalo, la banda Myway Trip ensayan sus producciones los fines de semana. Foto: José Luis Rosales/ EL COMERCIO

En Otavalo, la banda Myway Trip ensayan sus producciones los fines de semana. Foto: Cortesía de Myway Trip

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
José Luis Rosales
Redactor (I)

Los acordes andinos del fandango, un género musical del norte de Ecuador, se unen con el swing del jazz y blues. Detrás de esta propuesta de fusión está un grupo de músicos indígenas otavaleños que se denominan Myway Trip.

El nombre de la banda, explica Marco Maigua, de 24 años, uno de los cinco integrantes, era un juego de palabras de su apellido. Sin embargo, un amigo les bautizó como Myway Trip (Viaje a mi manera, en inglés). Fue el tercer nombre que acogió la agrupación. Antes se llamaron Myway Trio y Mushuc Ñawi (Nueva Visión, en quichua).

La articulación entre el folklore y el jazz surgió en las aulas de la Universidad San Francisco de Quito, recuerda Maigua. Ahí cursó la carrera electrónica, al igual que su primo David, ingeniería mecánica y Tinku Perugachi, producción musical y sonido, otros de los integrantes. En su tiempo libre, los tres chicos tomaban clases de música en el plantel superior.

Los otros dos músicos, Abdul, prefiere no revelar su apellido, que domina el bandolín y Álex Guerrero, el bajo, también imbabureños, completan la banda.

Los temas del grupo Wayruro, de Perú, que une ritmos tradicionales con jazz, new age, rock y del boliviano Carlos Ponce, con su propuesta de jazz música andina, influenciaron en la formación de Myway Trip.

Sin embargo, también caló que la mayoría provienen de familias de músicos. Tinku Perugachi, de 24 años, por ejemplo, creció viendo cómo su abuelo “taita” Alejandro Terán, más conocido como Algodón Mocho, arrancaba las notas de su arpa.

Ahí, escuchó por primera vez el fandango, un baile tradicional reservado únicamente para matrimonios y funerales de niños indígenas.

En Otavalo, la banda Myway Trip ensayan sus producciones los fines de semana. Foto: José Luis Rosales/ EL COMERCIO

En Otavalo, la banda Myway Trip ensayan sus producciones los fines de semana. Foto: José Luis Rosales/ EL COMERCIO

David Maigua, de 22 años, en cambio, siempre tuvo acceso a las quenas y zampoñas que su hermano, Amado, hacía sonar con una habilidad magistral. Por eso, el novel músico es el encargado de armonizar con instrumentos vernáculos los géneros contemporáneos con jazz y blues.

Así surgió Fandango 1.0, de creación de Abdul. Aunque la mayor parte tiene ritmos andinos, los tonos lastimeros del blues irrumpen en varios pasajes, dando una personalidad singular.

“El público prefiere las canciones tradicionales para bailar y nosotros hacemos temas para escuharlos”, explica David Maigua.

Han pasado cuatro años desde que tocaron por primera vez juntos. “Al principio debíamos insistir para que nos preseten un escenario”. Ahora ya nos conocen por lo que preparamos varios conciertos en Otavalo y Quito.

El single Fandango 1.0 de Myway Trip

Su proyecto más reciente es la grabación de un video musical, cuya producción está a cargo de la Asociación de Productores Audiovisuales Kichwa (Apak).

Ati Maldonado, director del video, explica que se trata de una cinta experimental para acompañar a la última canción de Myway Trip, que aún no tiene nombre. El tema es interpretado en kichwa por la vocalista, Alexandra Lema. Además, cuenta con la colaboración de Amado Maigua.

El video será difundido en el programa: Bajo un Mismo Sol que difunde Apak en las provincias fronterizas del norte de Ecuador. Estima que un mes estará en el canal de YouTube Apak Otavalo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)