15 de septiembre de 2014 20:47

Otra oportunidad para ver a Araceli Gilbert

Araceli Gilbert nació en Guayaquil en 1913; se formó como artista fuera del país.

Araceli Gilbert nació en Guayaquil en 1913; se formó como artista fuera del país.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Redacción Cultura (I)
cultura@elcomercio.com

La vida y obra de Araceli Gilbert es un camino que recorre el arte ecuatoriano de los años 50, el abstraccionismo específicamente. Se trata de una de los artistas ecuatorianos más destacados del siglo XX.

La potencia de Gilbert residió en la incursión en el arte no figurativo, poco conocido y practicado en el Ecuador de esa época; sus pinturas son tan valiosas que ahora es casi imposible conseguir un cuadro suyo. Una sala de la Casa de la Cultura, núcleo del Guayas (CCNG), lleva su nombre y una de las paredes del edificio se reviste de una réplica del mural llamado ‘Manhattan’ (1985).

Hoy (16 de septiembre de 2014), la CCNG conmemora el centenario de la artista, que nació el 6 de diciembre de 1913; para hacerlo inaugura una muestra con cerca de 20
obras plásticas originales de la guayaquileña.

Los cuadros pertenecen a coleccionistas privados, su propia familia, entre ellos. También estarán exhibidos pinceles y el caballete que usó la artista, según indica la curadora de la muestra, Inés Flores. “Yo hice una encuesta y la gente no sabía quién era Araceli Gilbert, hasta pensaban que estaba viva, entonces nació la idea de hacer esta muestra para que conocieran quién fue”.

Pero Gilbert no es la única desconocida. Miguel Donoso Pareja lo apunta en su libro ‘Ecuador: Identidad o esquizofrenia’: “Guayaquil es injusta con muchos de sus hijos más valiosos: Manuel Rendón Seminario, Galo Galecio, Araceli Gilbert, Luis Molinari, Segundo Espinel…”.

En las reservas del MAAC hay siete obras de Gilbert; en la CCNG, cuatro; las colecciones de la Casa de la Cultura Ecuatoriana y de Diners tienen una cada una.

Sin embargo, insiste Flores, quien conoció a la pintora y fue su amiga, es difícil conseguir obras originales de ella. “Yo, por ejemplo, no tengo una obra de Gilbert en mi galería”, señala David Pérez McCollum, fundador y director de DPM (en Urdesa). Y agrega que la artista no puede pasar desapercibida para quienes están en el mundo del arte en Ecuador y Latinoamérica.

Es una de las figuras más relevantes, junto con otros del modernismo ecuatoriano, como Luis Molinari y Estuardo Maldonado.

Así como Pérez, hay jóvenes artistas que buscan a Gilbert porque escucharon su nombre en las aulas de clases. “Como fue una artista honesta con su trabajo, ella trasciende incluso en artistas menores que yo. Coleccionistas de 30 años de edad buscan sus obras”, dice.

El crítico de arte Rodolfo Kronfle escribe en el blog Río Revuelto sobre la artista. Gilbert practicaba el estilo de abstracción geométrica y sus ideas estaban influenciadas por el purismo, movimiento estético desarrollado alrededor de los años 1918 y 1923 por Le Corbusier y Amédée Ozenfant (1886-1966), de quien fue discípula. En París trabó amistad con Auguste Herbin, cofundador del grupo Abstraction Création.

Marcia Gilbert, sobrina de la artista, vivió con ella siete años. Y guarda momentos y obsequios, como una extraordinaria colección de cucharas de cocina o de aretes de todas las culturas, tapices indígenas, libros, la traducción original en español de ‘Las mil y un noches’ y joyas de Guayasamín.

“Era perfeccionista, de izquierda, apreciaba los rascacielos de Nueva York y fue muy feliz en Quito, donde vivió con su esposo, el fotógrafo sueco Rolf Blomberg”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)