21 de agosto de 2015 00:00

Dos adversarios se unen en ‘Operación Uncle’

Esta película divertida llega a las carteleras como una precuela  de la famosa serie que se transmitió en la década de los 60. Foto: Captura.

Esta película divertida llega a las carteleras como una precuela de la famosa serie que se transmitió en la década de los 60. Foto: Captura.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Fernando Criollo
Redactor (I)

En tiempos de amenazas que giran alrededor de armas biológicas o guerras de avanzada tecnología, la idea del tráfico de una sola arma nuclear parecería un argumento más bien anticuado.

Sin embargo, en ‘Operación Uncle’, el director Guy Ritchie se atreve a tomar el trillado argumento de una serie de los 60 para convertirlo en un espectáculo visual con personalidad propia.
Aunque es una sombra que no acaba de difuminarse, Para Ritchie ha llegado el momento de volver la vista atrás y reírse de los conflictos por los que el mundo se dividió y parecía ir directo al colapso.

Tomando varias licencias narrativas, ‘Operación Uncle’ se presenta como una precuela de la famosa serie ‘Los hombres de Cipol’, interpretada durante cuatro temporadas por Robert Vaughn y David McCallum.

Video: YouTube/Warner Bros. Pictures España

En la cinta, Ritchie regresa a la época de la Guerra Fría y se toma su tiempo para que el espectador empiece a disfrutar de la dirección de arte, la ambientación y el vestuario de época, que se refrescan con el trabajo de cámaras y la introducción de Henry Cavill y Armie Hammer como Napoleón Solo y Illya Kuryakin, agentes de la CIA y la KGB, respectivamente, que deberán dejar a un lado sus diferencias para trabajar juntos en una misión para desarticular una organización criminal que pretende crear y vender armas nucleares.

Si acaso la historia huele a James Bond o Ethan Hunt, es porque el director no tiene problemas para apropiarse de los clichés que han dejado estas sagas para refrescarlas en el terreno de la sátira bajo sus propios estándares técnicos y narrativos.

La ‘antiquímica’ que resulta de la relación entre estos dos actores se traduce en un entretenido duelo de colegas antagónicos que va más allá del atractivo comercial de su fama y sus atléticos cuerpos.

Un juego de carismáticos rivales donde las actrices Alicia Vikander y Elizabeth Debicki son dos sofisticadas piezas interpretativas fundamentales en la construcción de una trama que sabe dosificar y articular inteligentemente el humor, el suspenso, la acción y el romance.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)