3 de junio de 2014 15:33

OMS busca liberar del tabaco a nuevas generaciones

Archivo / EL COMERCIO Un combate más decidido. Las legislaciones contra el tabaco cada vez son más severas en la región.

Un combate más decidido. Las legislaciones contra el tabaco cada vez son más severas en la región. Foto: Archivo / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sociedad

"El tabaco es la lucha más importante que la salud pública enfrenta por el bienestar de las generaciones actuales y futuras", sostuvo Carissa Etienne, presidenta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante una cumbre en Washington para evitar mayores consumos en el mundo. Por ello, la OMS creará la primera generación libre de tabaco.

El proyecto también busca poner medidas de control más estrictas e incluir mayores impuestos en los países. Según publicó el ente internacional, los expertos, entre los que se encontraba Etienne y el cirujano general interino de Estados Unidos, Boris Lushniak, consideraron que el progreso continuo en esta área requerirá una fuerte abogacía y la financiación suficiente para hacer frente a las acciones de la industria tabacalera.

"Sabemos quién es el enemigo", dijo Lushniak. La epidemia (de tabaquismo) -señaló- fue iniciada y es sostenida por las tácticas agresivas de la industria del tabaco.

Este año, la campaña del Día Mundial sin tabaco, celebrada el pasado domingo (01 de junio de 2014), propuso aumentar los impuestos a los productos del tabaco como una manera para reducir su consumo y salvar vidas.

De acuerdo con cifras de salud internacional, por su consumo cada año fallecen alrededor de 6 millones de personas. De estas, más de 600 000 son no fumadoras y fallecen por respirar humo ajeno.

Si no se adoptan medidas, para 2030 por el tabaco podrían fallecer más de 8 millones de personas por año, de las cuales más del 80% serán habitantes de países de bajos y medianos ingresos.

La OMS estima que un aumento del 50% en los impuestos al tabaco en todos los países reduciría el número de fumadores en 49 millones en los próximos tres años y, en última instancia, salvaría 11 millones de vidas.

Durante la celebración del Día Mundial, Manuel Peña, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), reconoció el esfuerzo que realiza Ecuador en este tema. Señaló que es uno de los países con resultados más relevantes.

El Ministerio de Salud afirmó que en el país se ha producido el incremento de impuestos a este producto para desincentivar su consumo.

“Es reconocida como la medida de mayor eficacia para reducir la incidencia del tabaquismo, sobre todo en la población más pobre”, dijo Peña y resaltó logros como las advertencias sanitarias que por ley deben llevar las cajas de tabaco; la ampliación de los espacios libres de humo; la prohibición de la publicidad para prevenir nuevos fumadores y prohibición del patrocinio por parte de este producto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)