13 de septiembre de 2016 09:10

Oliver Stone, el azote moral de EE.UU., cumple 70 años

Tras prestar servicio en el frente de forma voluntaria, Stone volvió a Nueva York y aprendió el oficio del cine junto a Martin Scorsese

Tras prestar servicio en la Guerra de Vietnam de forma voluntaria, Stone volvió a Nueva York y aprendió el oficio del cine junto a Martin Scorsese. Foto: Agencia AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia DPA

Oliver Stone siempre se ha hecho enemigos con su cine, que ponen el dedo en las heridas de Estados Unidos. A punto de cumplir 70 años el 15 de septiembre de 2016, el cineasta vuelve a enfrentarse a los poderosos de su país en su nuevo trabajo, 'Snowden'.

La película aborda el caso de Edward Snowden, el ex empleado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que hizo impactantes revelaciones sobre el sistema de supervisión estadounidense y que hoy vive asilado en Rusia.

Durante la presentación de la película en el Festival de Toronto, Stone no ahorró críticas respecto al presidente estadounidense, Barack Obama. "Ha sido uno de los gestores más eficientes de este mundo de vigilancia", afirmó el cineasta.

Estados Unidos "es el Estado de vigilancia más caro e invasivo que haya existido jamás, y él lo creó. Puso a disposición dinero, misiles, satélites. Él creo este mundo", agregó. Según explicó el laureado director en otro festival, ya durante el rodaje tuvieron problemas, por lo que se trasladaron a Alemania.

"Nos fuimos a Alemania porque no nos sentíamos tranquilos en Estados Unidos", explicó, citado por The Hollywood Reporter. "Nos sentíamos amenazados. No sabíamos si la NSA haría algo. Así que acabamos en Múnich y fue una bonita experiencia".

'Snowden', para la que el cineasta se entrevistó varias veces con el informante en Moscú, es un ejemplo del cine político, crítico e incómodo de Stone. Este abordó en las últimas décadas momentos clave de la historia estadounidense, como la Guerra de Vietnam ('Platoon', 1986, 'Nacido el 4 de julio', 1989), la relación de sus compatriotas con las armas ('Natural Born Killers', 1994) o las maquinaciones del mundo de las finanzas ('Wall Street', 1987).

Stone, cuyo padre era un agente de Bolsa judío, nació en 1946 en el seno de una familia acomodada. Estudió junto al futuro presidente George W. Bush en la Universidad de Yale, aunque la dejó tras sólo un año para dedicarse a enseñar inglés e historia en una escuela en Vietnam.

Tras prestar servicio en el frente de forma voluntaria, Stone volvió a Nueva York y aprendió el oficio del cine junto a Martin Scorsese, mientras trabajaba también como taxista. El joven cineasta plasmó en 1986 los horrores de la guerra de Vietnam en 'Platoon', que se llevó cuatro Oscar, entre ellos al mejor director y la mejor película.

Cuatro años después volvió a alzarse con la estatuilla al mejor director por 'Nacido el 4 de julio', que logró dos Oscar. Más adelante abordó en las teorías conspiratorias sobre el asesinato del presidente John F. Kennedy en 'JFK (Caso abierto)', que consiguió dos Oscar, y en 'Nixon' retraró al presidente Richard Nixon y su implicación en el escándalo Watergate.

Stone tiene seguidores fieles pero también muchos críticos, aunque en 2010 volvió a conseguir un éxito de taquilla con 'Wall Street: El dinero nunca duerme'. A sus 70 años, Stone sigue siendo tan político e irreverente como siempre. En la campaña por las presidenciales estadounidenses se posicionó a favor del precandidato demócrata Bernie Sanders y en contra tanto de la también demócrata Hillary Clinton como del republicano Donald Trump.

"En los últimos meses he estado bastante desesperado ante nuestro escenario político", afirmó en un artículo para The Huffington Post. Pero sus críticas no se detienen en la política y también arremete contra el juego Pokémon Go, que considera un "nuevo nivel de invasión" en la esfera privada.

A pesar de haber rodado muchos grandes éxitos y ganado numerosos premios, también "perdió mucho", según confesó en una ocasión a dpa. Aun así, considera que "las derrotas son también victorias. Uno aprende más de las derrotas que de los éxitos".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)