4 de octubre de 2015 15:45

400 políticos y especialistas hablarán en Chile sobre la crisis de los océanos

El nivel del mar ha subido en las últimas décadas, el calentamiento global es una de las causas. Foto: Pixabay

La sobrepesca, el cambio climático, la destrucción de los ecosistemas oceánicos y la contaminación están acabando con los recursos marinos. Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Tendencias

Los océanos del mundo son vitales para alimentar a más de 3 000 millones de personas, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Además de ser una fuente económica y de alimento, los océanos regulan el clima, producen la mitad del oxígeno que respiran los seres vivos y absorben casi un tercio de las emisiones de CO2 producidas por el humano.

Pero, la sobrepesca, el cambio climático, la destrucción de los ecosistemas oceánicos y la contaminación están acabando con los recursos marinos. En tan solo cuatro décadas el 49% de la población de fauna marina ha desaparecido. Esta es un problemática mundial que afecta a todo el planeta, dice Juan Pablo Muñoz, ecólogo marino del Centro de investigación Galápagos, quien asegura que la basura del mundo está llegando a las costas del archipiélago.

La preocupación por la degradación de los mares llevó al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, a organizar la primera conferencia ‘Nuestro Océano’, en junio de 2014 en Washington. Este año, el 5 y 6 de octubre, más de 400 figuras del ámbito político, académico y de la sociedad civil comprometidas con la protección del océano, se reunirán en Valparaiso, Chile, para realizas una segunda versión de ‘Nuestro Océano’.

El objetivo principal del encuentro es proponer soluciones para enfrentar la pesca ilegal, la contaminación marina por plástico, el cambio climático y su consecuente acidificación y aumento de temperatura en los océanos, según la página oficial de la conferencia.

Los océanos se han convertido en gigantescos vertederos de basura. Cada año, 8 millones de toneladas de plástico son arrojadas al mar, según la WWF (World Wid Fund). "A los lugares más profundos de los océanos arrojamos hasta cargas nucleares. ¿Cómo podemos tratar la piscina de nuestra casa como si fuera un basurero?", dijo a EFE el director general de la FAO, Jose Graziano.

Recién se está empezando a entender las consecuencias en la salud humana que tienen los microplásticos, de los cuales se estima que hay alrededor de 35, 500 toneladas flotando en las aguas de los océanos. Muchos organismos ingieren estas partículas tóxicas que se acumulan a lo largo de la cadena trófica llegando a las personas. Algunos científicos creen que puedan provocar cáncer o nuevas enfermedades, dice Muñoz. Los países tienen que dejar de tratar los océanos como si fueran un vertedero, reclamó Graziano a la EFE en víspera de la Conferencia Nuestro Océano.

En cuanto a la pesca ilegal, Pablo Guerrero, director de pesquería de WWF en Ecuador y Latinoamérica, explica que se estima que la pesca ilícita, no declarada, está entre 11 y 26 millones de toneladas, representando de USD 10 000 a 23 000 millones al año.

Las emisiones de gases de efecto invernadero y su consecuente cambio climático tienen un efecto cada vez más eminente en los ecosistemas marinos y sus poblaciones. Al absorber CO2 los océanos se están volviendo más ácidos- ahora ocurre a una velocidad más rápida que en periodos pasados durante los últimos 65 millones de años- informa la WWF.

La acidificación de los océanos causa el blanqueamiento de los corales destruyendo estos ecosistemas. Según datos de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), la acidez del mar ha aumentado en un 30% desde comienzas de la Revolución Industrial.

Por otro lado, según la página oficial de la conferencia, durante el encuentro se buscará incentivar la creación de áreas marinas protegidas (AMP) como herramientas para conservar los ecosistemas marinos. Según un informe de la WWF, estas áreas pueden reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimenticia, crear más trabajo y proteger a las comunidades que viven en las costas. Así mismo, asegura que aumentando un 30% las AMP en el mundo, durante el 2015-2050, podría generar entre USD 490 mil millones a USD 920 mil millones y de 150 000 a 180 000 empleos en el manejo de las áreas.

Este lunes 5 de octubre del 2015 en la conferencia, la agrupación Mesa del Mar Rapa Nui de la provincia de Isla de Pascua en Chile, propondrá la creación del área marina protegida más grande del planeta, cuya superficie será de 720 000 km cuadrados, equivalente a la superficie del país.

La FAO estima que para el 2050 la población humana aumentará a 9 billones de personas, incrementando la presión en los océanos. Si no se toman medidas urgentes para revertir las consecuencias de un uso indiscriminado de los océanos, las implicaciones serán profundas- en la seguridad, salud, bienestar y forma de vida de cientos de millones de personas, en la economía local y global y en las generaciones futuras que heredarán este planeta azul- concluye el informe de la WWF. La conservación de reservas marinas, una pesca y consumo sostenibles están entre las soluciones para remediar y frenar el impacto de la actividad humana en el océano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)