10 de agosto de 2016 00:00

Obras pictóricas se exhiben en las cooperativas, en Ambato

En este óleo de la Cooperativa Mushuc Runa está representada la comunidad Chibuleo San Luis y los fundadores. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

En este óleo de la Cooperativa Mushuc Runa está representada la comunidad Chibuleo San Luis y los fundadores. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Fabián Maisanche

Las obras pictóricas de la cotidianidad de los pueblos indígenas se exhiben en los ingresos de las cooperativas de Ahorro y Crédito Mushuc Runa y las oficinas de Escencia Indígena, en Ambato.

Los cuadros muestran las costumbres, tradiciones, fiestas y personajes de los pueblos indígenas que se asientan en Tungurahua, Cañar, Carchi, Imbabura, Morona Santiago y otras provincias.

Una de las colecciones pictóricas es la del proyecto cultural ‘Fandango’. Este trabajo toma su nombre de un baile andino conocido en las comunidades de Otavalo, en Imbabura.

El pintor Franz del Castillo explica que la danza se utiliza en ceremonias matrimoniales y bautizos infantiles. Otra de las denominaciones del ‘Fandango’ es la música alegre y romántica que se puede encontrar en la serranía.

El artista menciona que son 25 cuadros donde se refleja la esencia cultural de los pueblos ancestrales, nativos y aborígenes. Los dibujos al óleo y acrílico están plasmados sobre papel metálico. Una de las principales capturas es la fiesta de los Santos Reyes Magos del pueblo Chibuleo, ubicado al sur Tungurahua.

Allí se muestra la toma simbólica de la plaza central o el ingreso a la iglesia de San Francisco de Chibuleo. Otras pinturas muestran vivencias de las mujeres de los pueblos Cañari, Cayambi, Panzaleo, Kisapincha, Natabuela, Waranka, Puruwa, Palta, Saraguro, Salasaka, Otavalo y Karankis.

“Nosotros enviamos el mensaje del kushi kushi ñan o el camino de la felicidad en nuestra obras. Los personajes no tienen rostros de tristeza sino de alegría”, asegura Castillo.

Las obras del proyecto cultural ‘Fandango’ se encuentran en las oficinas de Escencia Indígena. Otros cuadros están en exposiciones itinerantes en Estados Unidos, España y Dubái. Serafín Maliza, gerente de Escencia Indígena, explica que la exposición itinerante busca visibilizar a los pueblos de la serranía ecuatoriana.

Otro de los murales se encuentra en el ingreso a la Cooperativa Mushuc Runa. El pintor peruano, Alberto Soriano, plasmó los campos de la comunidad Chibuleo San Luis, la iglesia de la parroquia Juan Benigno Vela y los cerros que rodean a la comunidad.

Luis Alfonso Chango, gerente de Mushuc Runa, indica que la obra muestra el sueño de los tres fundadores de tener una cooperativa indígena. “El crecimiento de los pobladores es desde las comunidades hacia la ciudad de Ambato. Allí se pinto en óleo el sueño de los indígenas de progresar y superar las diferentes adversidades”, indica Chango.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)