21 de agosto de 2014 11:35

Obesidad en juventud aumenta riesgos de padecer demencia en la edad adulta

Obesidad. Foto: Archivo / EL COMERCIO
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Leonardo Boix. ANSA
Londres

Las personas obesas o con sobrepeso, especialmente en los años de juventud, tienen un mayor riesgo de padecer demencia en la vida adulta, de acuerdo a un estudio británico dado a conocer hoy, 21 de agosto de 2014.

La investigación de la Universidad de Oxford (Inglaterra) concluyó que los pacientes de menos de 70 años que son ingresados a hospitales por obesidad tienen mayores riesgos de desarrollar demencia que aquellos con peso normal.

Los científicos indicaron que el riesgo es incluso mayor entre aquellas personas obesas en sus 30 años. Según cifras oficiales al menos 800 000 personas en Gran Bretaña sufren de demencia, un total que se estima trepará a más de un millón para 2021.

Mientras tanto, cifras del Centro de Información por Salud y Atención Social confirmaron que en 2012 en Inglaterra una de cada cinco personas de entre 25 y 34 años, y un 25% de aquellas entre 25 y 44 años, eran obesas.  Un 30% de las personas de entre 45 y 74 años eran también obesas.

El nuevo estudio británico concluyó que la edad es un factor clave al determinarse que el nivel de riesgo se reduce con el aumento de la edad.

Los investigadores examinaron estadísticas de hospitales para toda Inglaterra entre el período 1999 y 2011. En los casos en que se registraron pacientes obesos, los científicos buscaron tratamientos subsiguientes o datos de muerte como consecuencia de la demencia.

En su estudio, publicado en la revista especializada Postgraduate Medical Journal, el grupo examinó los datos anónimos de 451 232 pacientes con obesidad y también de un grupo de control.

Descubrieron que para aquellos de entre 30 y 39 años el riesgo relativo de padecer demencia era 3,5 veces mayor que en los de la misma edad que no eran obesos.

También determinaron un 70% de riesgo para personas en sus 40 años, que cayó al 50% para los pacientes que superaban los 50 años.  Para aquellos de entre 60 y 69 años, el riesgo de padecer demencia caía al 40%.

Los investigadores no observaron riesgos adicionales de demencia para pacientes mayores de 70 años ingresados en hospitales por obesidad, mientras que en aquellos de más de 80 años el riesgo de padecer de demencia era un 22% menos.

"El riesgo de demencia en personas que son obesas al comienzo de su período adulto parece incrementarse", indicaron los autores del reporte.

"El nivel de riesgo depende de la edad en la que se es obeso y mientras que la obesidad en la juventud está asociada con un riesgo creciente de demencia en los años venideros, la obesidad en personas que han vivido de los 60 a los 80 años parece estar asociada con un riesgo menor", agregaron.

Por su parte, Clare Walton, investigadora de la Sociedad del Alzheimer, afirmó que los resultados "apoyan evidencia existente acerca de que la obesidad en la mitad de la vida incrementa el riesgo de padecer demencia ".

"La conclusión acerca de que las personas que son obesas en sus 30 tienen tres veces más probabilidades de padecer demencia es sorprendente, pero es difícil establecer conclusiones firmes de un estudio en el que sólo 19 de 451 232 personas observadas era obesa en sus 30 y luego terminó padeciendo de demencia", señaló la experta.

Walton dijo sin embargo que la evidencia apunta a que "nunca es demasiado pronto para comenzar a hacer cambios de estilo de vida más sanos".

"La mejor manera de reducir el riesgo de padecer demencia es alimentarse con una dieta balanceada, mantener un peso sano, ejercitar regularmente y controlarse la presión sanguínea y el colesterol", indicó la especialista.

Para Eric Karran, director de investigaciones del grupo Alzheimer's Research UK, la obesidad está asociada a otros factores de riesgo, como la diabetes y la alta presión sanguínea, "que podrían también influenciar en el riesgo de padecer demencia".

"Es por ello que necesitamos seguir investigando para establecer exactamente por qué la obesidad puede afectar los riesgos de demencia", concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)