3 de junio de 2014 22:25

La obesidad en los niños es un problema a escala internacional

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Sociedad

La obesidad es un problema latente en todo el mundo, pero el problema en los niños se agrava. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que muchos países están experimentando un rápido aumento de sobrepeso y obesidad entre los lactantes y los pequeños entre 0 y 5 años.

Las últimas cifras de la entidad internacional señalan que alrededor de 40 millones de niños menores de cinco años tienen sobrepeso. Si se mantienen las tendencias actuales, la cifra aumentaría a 70 millones para el 2025.

Es por eso que la OMS estableció una comisión de alto nivel para acabar con la obesidad infantil. Este grupo realizará un informe con toda la información sobre salud y peso en los niños por cada país y lo presentará la Asamblea Mundial de Salud del 2015 junto a las recomendaciones.

¿Qué hacer para prevenir y combatir la obesidad en sus niños?
Aquí 10 consejos de especialistas, pediatras y nutricionistas:

1. Servir raciones adecuadas para la edad del niño. Estudios han observado que el tamaño de la vajilla influye, en el volumen de comida ingerido por el menor.

2. Limitar el consumo de bebidas azucaradas, sobre todo durante las comidas, porque además de engordarlo, lo llenan temporalmente y dejan de comer alimentos sanos.

3. Si se come fuera de casa, se debe elegir restaurantes donde se sirvan ensaladas y comida sana en lugar de comida rápida. Limite este tipo de alimentación a una vez por mes.

4. Evitar comer frente al televisor y limitar su uso a máximo 2 horas por día. Eso evitará el sedentarismo en los niños y dejará que la comida se digiera.

5. Nunca prescindir de un desayuno completo con lácteos, cereales y frutas. A esta comida debería dedicarse entre 15 y 20 minutos de tiempo.

6. Fomentar la actividad física. Los niños imitan a los adultos: si los padres hacen deporte, los hijos también lo harán. El tiempo adecuado es 60 minutos al menos tres veces por semana.

7. En la merienda optar por fruta, lácteos y sánduches ligeros. El niño no debe ir a dormir cuando recién ha comido.

8. Al hacer las compras, se debe procurar que la refrigeradora contenga alimentos nutritivos. Los dulces, galletas, se deben comer de vez en cuando.

9. Si el niño no muestra mucho apetito no se debe obligar a comer los alimentos porque, con el tiempo, estimula una dependencia que desemboca en gordura.

10. Los niños suelen ser muy ansiosos y se olvidan de masticar. Es importante que aprendan a comer despacio para digerir mejor los alimentos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)