12 de diciembre de 2014 16:42

Noruega da un gran paso hacia el fin de la caza de focas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Agencia AFP

La caza de focas podría muy pronto convertirse en una práctica del pasado en Noruega, donde las autoridades decidieron cesar las subvenciones hasta ahora acordadas a esta controvertida actividad.

En el marco del análisis de los presupuestos, la mayoría de diputados noruegos votó el jueves (12 de diciembre) por la noche la supresión a partir de 2015 de la subvención anual de 12 millones de coronas (1,3 millones de euros) al sector.

“Hay que subrayar que el parlamento no ha decidido prohibir la caza de focas pero tememos que desaparezca con el fin de las subvenciones” , dijo a la AFP Geir Pollestad, presidente de la comisión parlamentaria por el Comercio y la Pesca, que se oponía a la supresión.

“El sector está en una situación difícil desde que se detuvo el comercio con la UE (Unión Europea) de productos derivados de la foca” , explicó. “Tememos que la caza desaparezca con las subvenciones” añadió.

Pollestad recordó que a razón de 12 millones de coronas por 12 000 focas cazadas, la ayuda estatal representaba 1.000 coronas (USD 136,97) por animal

Según la dirección de pesca, las subvenciones suponen hasta un 80% de los ingresos del sector de la pesca de focas.

En 2010 la UE instauró un embargo sobre los productos derivados de la caza comercial de focas en Noruega (que no es miembro de la Unión) y en Canadá, una medida justificada por las “preocupaciones morales del público ” frente a los “ crueles” métodos de caza.

Las focas suelen cazarse con fusiles y 'hakapiks', unos picos terminados en forma de martillo.

Las imágenes de bebés foca masacrados en los bancos de hielo han contribuido claramente al rechazo de la caza por parte de la opinión pública, incluso si Noruega prohíbe la caza de animales de esta edad.

Noruega y Canadá --el mayor cazador de focas en el mundo -- batallaron durante mucho tiempo contra el embargo de la UE, que exceptúa sin embargo la caza por parte de los pueblos indígenas. Sin embargo, la Organización Mundial del Comercio (OMC) volvió a desestimar su petición por segunda vez, en mayo pasado.

La decisión de Noruega de cortar esas subvenciones a la caza de focas fue saludada por organizaciones de defensa de los animales.

“Es muy positivo porque no hay ninguna razón para que los contribuyentes noruegos financien a personas que van a matar a animales de una manera que es objeto de crítica, únicamente por su piel y para hacer un producto que nadie quiere” reaccionó la presidenta de la asociación noruega Noah, Siri Martinsen. “Hoy nadie sale con una piel de foca sobre los hombros” , dijo.

Esta caza comercial “pertenece claramente al pasado” añadió Truls Gulowsen, de Greenpeace Noruega.

Pero Pollestad, que está en la oposición, sospecha que el gobierno noruego de centroderecha, que ha decidido el fin de las subvenciones, ha cedido ante Bruselas y busca  "ser popular en el seno de las instancias europeas" .

Line Henriette Hjemdal, una responsable del partido demócrata-cristiano que votó la medida, replicó: “Puedo decir, con la mano en el corazón, que no he escuchado argumentos que aludan a alguna amenaza de Bruselas. Se trata pura y simplemente de una cuestión de economía” .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)