14 de marzo de 2017 00:05

125 niños encuentran paz en la música

La primera presentación de este año del Coro y la Orquesta Sinfónica Infanto-Juvenil de Cuenca se realizó el jueves pasado, en Chaguarchimbana.

La primera presentación de este año del Coro y la Orquesta Sinfónica Infanto-Juvenil de Cuenca se realizó el jueves pasado, en Chaguarchimbana. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Giovanni Astudillo 
Editor (I)

El Coro y la Orquesta Sinfónica Infanto-Juvenil de Cuenca presentó el pasado jueves 9 de marzo de 2017 un ensamble de cuerdas con acompañamiento de percusión. Lo hizo en la casa patrimonial de Chaguarchimbana, en el sur de la capital azuaya.

Interpretaron los temas como The Pink Panther, de Henry Mancini; Canon, de Pachelbel, y Firework, de Katy Perry. Esta presentación, que duró una hora, se llevó a efecto como parte del relanzamiento del programa, que es impulsado por el Municipio cuencano desde el 2012.

Un total de 125 niños y adolescentes, entre ocho y 17 años, son parte de esta iniciativa. El objetivo es que los niños y jóvenes que tienen algún problema familiar o personal, o quienes no pueden pagar por aprender música y canto, accedan a este beneficio.

Cerca del 60% de los integrantes del Coro y la Orquesta proviene de las zonas rurales de Cuenca, como Santa Ana, Quingeo, El Valle, Turi, Tarqui, Sayausí y Ricaurte; y de barrios como San Sebastián, Totoracocha, Yanuncay, Huayna Cápac y Bellavista.

Según la coordinadora del programa, Angélica Baculima, el Coro y la Orquesta cuentan con tres niveles de aprendizaje, que son el inicial, intermedio y avanzado. “La mayoría de niños ingresa sin conocimientos de música y aquí aprende teoría y a tocar los instrumentos o cantar”.

De los 125 beneficiarios, 100 aprenden instrumentos y 25 están en el coro. Además, se abrirán otros 30 cupos. 25 serán para cantar y los cinco restantes, para instrumentos. En el relanzamiento del Coro y la Orquesta, que se realizó la tarde del jueves pasado, se presentó un video para mostrar el trabajo que se realiza en los ensayos. Luego se presentaron 25 estudiantes con los instrumentos.

Esta noche, a las 19:00, tienen otra presentación en el Museo de la Ciudad, ubicado en el Centro Histórico de la capital azuaya. Se presenta un ensamble de cuerdas con acompañamiento de percusión. “Esperamos tener la Orquesta completa en mayo, incluido el Coro”, señala Baculima.

Al momento cuentan con 18 docentes, quienes están a cargo de la formación. Son músicos con un alto nivel que pertenecen a la Sinfónica cuencana o que son profesores de la Universidad de Cuenca.

La Municipalidad se encarga del financiamiento y logística e instalaciones. La Universidad de Cuenca, en cambio, contribuye con los instructores. Según Baculima, la Orquesta Sinfónica Infanto-Juvenil de Cuenca cuenta con 40 violines, 10 violas, 10 chelos, cinco contrabajos, dos flautas, dos oboes y dos saxofones. También, un pícolo, un fagot, cinco trompetas, dos trombones, una tuba y dos cornos franceses e instrumentos de la familia de percusión.

Los estudiantes se especializan en los instrumentos dependiendo de las habilidades de cada uno. “El desarrollo de cada uno de los alumnos incide para el avance de su capacitación”. Por ejemplo, los estudiantes del intermedio duran en ese nivel cerca de un año. En el avanzado la permanencia es mayor, señala Baculima.

Según el director municipal de Cultura, Francisco Abril, hasta el 2019 ampliarán el número de beneficiarios en los sectores urbano marginales y rurales, a través de la creación de nuevos grupos corales y consolidando la orquesta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)