19 de junio de 2014 11:40

Niña que perdió un ojo es obligada a abandonar local de comida

Foto tomada del perfil de Facebook de los padres de Victoria

Foto tomada del perfil de Facebook de los padres de Victoria

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 87
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Tomado de Emol, Chile/GDA

Especial de:

Logo GDA

La historia genera rabia e indignación. Según informan distintos medios de prensa, la una cadena de comida está investigando una denuncia presentada por los familiares de una pequeña niña que fue obligada a dejar un local en Jackson, Estados Unidos.

Los hechos afectaron a una pequeña de solo tres años llamada Victoria Wilcher, quien el pasado abril perdió su ojo derecho y quedó con cicatrices en el rostro, luego de que fuera atacada por tres perros pitbull propiedad de su abuelo.

La niña había logrado recuperarse e intentaba hacer una vida normal, razón por la cual concurrió a un local de comida rápida. Sin embargo, el pasado 12 de junio, los encargados del lugar conminaron a la familia a abandonar el restorán debido a que su presencia "incomodaba y asustaba" a los demás comensales.

La cadena informó que está investigando el caso, el cual está siendo considerado “muy seriamente. Tenemos cero tolerancia para este tipo de acciones hirientes e irrespetuosas hacia nuestros clientes”, dijo un vocero de la cadena.

Además, agregó que donarán a la familia USD 30 mil para ayudarla con los gastos médicos.

Los padres de la pequeña crearon una página en Facebook para mostrar los pasos de su recuperación, llamar a tomar conciencia sobre estos ataques y denunciar aquellas informaciones que no dicen relación con la niña como una serie de videos que circulan en internet que no son de Victoria.

Los padres, además señalaron que tras la discriminación de la que fue objeto la pequeña en el restorán ella no ha querido volver a mirarse al espejo y se ha deprimido.

La abuela, quien la había llevado a un control con el médico, narró que una vez que salieron del local la pequeña lloró todo el camino a casa porque se sentía muy avergonzada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)