28 de agosto de 2017 12:05

'Netflix ofrece muchas posibilidades a los creadores', asegura director japonés

El director Hirokazu Kore-eda apunta que no siempre es fácil en países como Japón conseguir el dinero suficiente para producir ciertos proyectos. Foto: Wikimedia

El director Hirokazu Kore-eda apunta que no siempre es fácil en países como Japón conseguir el dinero suficiente para producir ciertos proyectos. Foto: Wikimedia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El reconocido director japonés Hirokazu Kore-Eda, que compite en el Festival de Cine de Venecia con su nueva película 'The Third Murder', defiende a la plataforma de televisión Netflix como "un sistema que da muchas posibilidades a los creadores".

"Como creador valoro las ventajas que ofrece en términos de financiación. No es que me vaya a lanzar a ello ahora mismo pero veo en el sistema de Netflix muchas posibilidades", reconoce el director nipón en una entrevista con Efe ante el inminente estreno de su último trabajo, una película de suspenso que supone un importante giro de estilo en su carrera.

El director de 'Still Walking' (2008) y 'Our Little Sister' (2015) apunta que no siempre es fácil en países como Japón conseguir el dinero suficiente para producir ciertos proyectos.

En este sentido, recuerda el caso del director cine surcoreano Bong Joon-ho, que le contó hace unos días que pudo financiar su película 'Okja' gracias a Netflix con 30 millones de dólares, "una cantidad imposible de conseguir en su país después de haber sido rechazado el proyecto en Hollywood".

El paso del tiempo y la familia ha sido desde hace mucho la obsesión de Kore-Eda. Con su nuevo trabajo, que también se proyectará en la sección Perlas del Festival de Cine de San Sebastián, el intimista cineasta japonés da un giro radical tanto en la temática como en la forma.

"Más que un cambio es una evolución. Llevo 10 años hablando de la familia pero contando al mismo tiempo de asuntos sociales que me interesan. No cambia tanto la temática sino el tratamiento cinematográfico, la película está rodada en cinemascope y he utilizado al músico italiano Ludovico Einaudi", explica cineasta de culto nipón.

Con esta historia de un abogado que duda de la culpabilidad de su cliente, un asesino confeso condenado a pena de muerte, Kore-Eda se lanza a tratar asuntos como las razones de un crimen o la capacidad del ser humanos para llegar a la verdad.

"En un juicio siempre hay un culpable y un inocente. En el genero del suspense suele pasar lo mismo, queremos averiguar quién cometió el asesinato, pero yo quería ir más allá y tratar el miedo que sentimos cuando un ser humano juzga a otro. Y preguntarme quiénes somos para juzgar a los demás, para saber exactamente la verdad como si fuéramos Dios", comenta el director de 55 años en su oficina del centro de Tokio.

Además de inspirarse en clásicos como 'Anatomy of a Murder', de Otto Preminger y 'Mildred Pierce' de Michael Curtiz, el director nipón reconoce que empezó a ver la serie de televisión 'The Good Wife' para documentarse sobre el ambiente de un despacho de abogados.

"Quería ver solo un poco pero acabé enganchándome. Es maravillosa, aunque la verdad es que finalmente no me sirvió de mucho", apunta entre risas el realizador que comenzó su carrera en televisión, un medio "con demasiados condicionantes y en el que no te sientes muy libre", que prefiere dejar a un lado por el momento.

'The Third Murder' competirá en la sección oficial del 74 Festival Internacional de Cine de Venecia, que se celebra del 30 de agosto y el 9 de septiembre, junto a títulos de directores como Darren Aronofsky, Guillermo del Toro o George Clooney.

Es la segunda vez que el responsable de 'Nobody Knows' (2004) compite por el León de Oro, después de presentar en Venecia hace 22 años su ópera prima 'Maboroshi no Hikari'.

"Ahí empezó mi carrera, sobre todo internacional, cuando salí al mundo. Por eso estoy muy emocionado de poder volver dos décadas después", explica el ganador del premio especial del jurado en el Festival de Cannes por 'Like Father, Like son' (2013).

Kore-Eda, considerado como uno de los grandes realizadores del cine japonés, se lamenta del panorama cinematográfico por el que pasa su país.

"Desde hace dos décadas somos los mismo en los festivales internacionales y estrenando fuera: Kitano, Kawase, Sono y yo...No ha habido un cambio generacional, cineastas brillantes de 20 y 30 años como en Corea, por ejemplo", considera Kore-Eda.

El cine japonés "está crisis. Creo que la razón es que se ha vuelto una cinematografía muy doméstica, muy cerrada, hecha para funcionar sólo dentro del país", comenta.

El incansable director ya tiene en marcha su siguiente proyecto, que empezará a rodar diciembre. Una historia basada en un crimen real cometido en Japón. Y hasta ahí puede contar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)