7 de noviembre de 2014 13:48

NASA hará vuelo de prueba pese a accidentes

La captura del vídeo de la NASA muestra a la nave espacial no tripulada  durante la explosión de este martes 28 de octubre 2014 en la Isla Wallops , Virginia, a seis segundos después del lanzamiento. Foto: AFP

La captura del vídeo de la NASA muestra a la nave espacial no tripulada durante la explosión de este martes 28 de octubre 2014 en la Isla Wallops , Virginia, a seis segundos después del lanzamiento. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Por Kerry Sheridan. AFP
WASHINGTON

Con los dos accidentes de vuelos comerciales al espacio en los últimos diez días aún frescos en la memoria, la NASA esta lista para lanzar el 4 de diciembre la primera misión no tripulada de la cápsula Orión, que un día podría llevar humanos a Marte.

Orión, contruida por el grupo aeroespacial Lockheed Martin, no tendrá tripulantes cuando parta desde Cabo Cañaveral en Florida (sureste de EEUU), pero esta prueba involucrará equipo y hardware para cohetes por más de USD 370 millones.

Ese valor no incluye el costo de la construcción de la cápsula multipropósito Orión, cuya forma recuerda el Apollo que conquistó la Luna en 1969.

La misión de prueba, conocida como EFT-1, está programada para el 4 de diciembre a las 07:05 (12:05 GMT) desde la plataforma de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy de la NASA, y se espera que concluya cuando el aparato caiga en el océano Pacífico unas cuatro horas y media después.

“Este es el realmente el primer paso de nuestro viaje a Marte” , dijo William Hill, gerente adjunto de los sistemas de exploración de la NASA, en una rueda de prensa. El “EFT-1 es absolutamente la mayor cosa que esta agencia está haciendo este año”, destacó.

El vuelo de prueba comienza con el despegue del cohete pesado United Launch Alliance Delta IV (ULA) , que será el octavo lanzamiento de este sistema particular de lanzadera.

El aparato será impulsado por dos cohetes aceleradores con 301 000 kilogramos de potencia cada uno, explicó el director de la misión ULA, Ron Fortson.

Estas unidades son más poderosas que las desarrolladas para los transbordadores espaciales que utilizaba la NASA hasta que jubiló sus naves 2011.

El cohete no comparte ninguno de los componentes que estuvieron involucrados en la explosión el 28 de octubre del cohete Antares, de la empresa Orbital Sciences, poco después de su lanzamiento, en lo que se suponía que iba a ser una misión de suministro para la Estación Espacial Internacional (ISS) .

La explosión costó a Orbital más de USD 200 millones, pero por fortuna no hubo víctimas mortales.

Tres días después, un accidente fatal de la nave para turismo SpaceShipTwo, de la empresa Virgin Galactic, causó la muerte de sus dos pilotos.

“En el negocio espacial somos una gran familia y cuando alguien fracasa todos lo sentimos” , expresó Hill.

Sin embargo, el director del programa Orion, Mark Geyer, aseguró que los accidentes no generan una preocupación particular en su equipo ante el lanzamiento que se avecina.

Los accidentes “sólo nos recuerdan los riesgos que ya conocemos” , señaló a reporteros.

Dos órbitas y amerizaje

Después del lanzamiento, empezará un complejo proceso que incluye 17 eventos separados, como el vehículo que desecha los cohetes de propulsión, el sistema interrupción de la misión y la cápsula en sí misma.

Orión volará dos órbitas alrededor de la Tierra, la primera a baja altura y la segunda a 5 800 km de altitud, superando en 15 veces la órbita de la ISS.

Cuando esta nave empiece su retorno a la Tierra, los ingenieros estarán observando cuidadosamente el despliegue del paracaídas que deberá reducir la velocidad de la cápsula de 483 km por hora a 32 km/hora.

Unas cuatro horas y media después del lanzamiento, Orión caerá en el océano Pacífico, a unos 965 km de San Diego, California (oeste) , donde se espera que la marina estadounidense rescate la nave.

“Será muy parecido a lo que es volver de la Luna” , dijo Geyer, describiendo la elevada radiación y el elevado calor de 2  200 grados C que tendrá que soportar el escudo protector de cuatro centímetros que protegerá a Orión durante su vuelo de prueba.

Sistemas a bordo de la cápsula medirán el calor interno durante esta operación para verificar si los humanos serán capaces de soportar esas condiciones.

El primer vuelo tripulado de Orión será en 2021, después del cual esta cápsula podrá llevar gente a la Luna, a los asteroides y a Marte en los años siguientes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)