6 de septiembre de 2015 16:43

Nao de Amores actuó con público a tres bandas en el festival de teatro de Manta

Eva Rufo del colectivo español Nao de Amores en su presentanción el festival de teatro de Manta con la obra 'Cárcel de Ocaña'. Foto: Patricio Ramos/El Comercio

Eva Rufo del colectivo español Nao de Amores en su presentanción el festival de teatro de Manta con la obra 'Cárcel de Ocaña'. Foto: Patricio Ramos/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Patricio Ramos

La fiesta de las artes escénicas continúa en Manta. El grupo español Nao de Amores llegó al festival Internacional de Teatro con la obra 'Cárcel de Ocaña'. Fue en la segunda noche. El colectivo español con Eva Rufo e Isabel Zamora actúo con público sobre el tablado. Es lo que los dramaturgos denominan con espectadores a tres bandas.

Los asistentes que llegaron y se sentaron en las butacas fueron invitados por los actores a participar como público a tres bandas. A los lados del círculo de los actores que no necesitaron mucho espacio para contar la historia de María Josefa Canellada en 'Cárcel de Ocaña' estaban 15 personas entre jóvenes y adultos.

Tener al público muy cercano busca romper esa cuarta pared que casi siempre está en el teatro, lo que proponemos es una conexión más directa con los espectadores, cuenta Ana Zamora directora del colectivo español.

La historia de María Josefa Canellada, que fue pariente de Zamora, se remonta a la España de 1936. Canellada, personificada por Eva Rufo, fue una filósofa y a la vez discípula de personajes intelectuales de la época encuentra obstáculos en su vida intelectual debido a la Guerra Civil española.

A no poder seguir en su momento con su trabajo intelectual, le apuesta a ayudar aquellas víctimas producto de la guerra. Lo hace como enfermera. En primera instancia en un hospital en Madrid y posteriormente en lo que fue el antiguo penal de Ocaña, luego en las instancias de guerra convertido en un hospital de sangre.

Isabel Zamora tiene en rol protagónico de contar los párrafos de la vida de María Josefa y a la vez musicaliza en vivo con un piano la obra. Es la música del penal. Tonadas, tristes, melancólicas que recuerdan a la generación de románticos del siglo XlX y hasta del renacimiento. Mientras Isabel deja que fluyan las notas con sus hábiles manos, anuncia a la vez a viva voz en frases cortas los períodos de la vida de María Josefa, año por año y estación climática por estación, verano, invierno y primavera.

A ratos la puesta en escena parece un monólogo, pero el dueto aparece cuando Isabel salta del piano y anuncia lo que continúa de acuerdo al libreto. La interacción entre Eva e Isabel es notoria cuando a través de un lenguaje corporal muy expresivo dejan notar la conexión entre ambas cuando les toca pasar de una escena a otra. Isabel es como ese yo interno que necesita el actor para no sentirse solo sobre el escenario.

El sábado 5 de septiembre de 2015, el festival continuó en el teatro Chusig con la presentación del colectivo ecuatoriano Ojo de Agua con la obra 'Él ella y ese perro' que es una historia de amor. En las instalaciones del Centro de Arte La Trinchera se realizó una murga montuvia. También en el mismo lugar se presentó el grupo Contraluz con la obra 'Cuento regresivo'.

Para este domingo llega CTC Producciones de España con la propuesta 'Los nadies'. El lunes es el turno del colectivo Rama de plata con la obra 'Venciendo la Cordura'.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)