12 de febrero de 2018 00:00

Tres museos con oferta infantil en Quito

En Quito hay tres museos con actividades para niños. Foto: EL COMERCIO

En Quito hay tres museos con actividades para niños. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Gabriel Flores

Dentro del Sistema de Museos y Centros Culturales de Quito (SMQ) hay tres espacios museales con una oferta expositiva y educativa permanente dedicada a los niños.

Uno de los espacios más antiguos es la Fundación Mundo Juvenil, que funciona desde hace 52 años en el interior del parque La Carolina.

Alexandra Zambrano, administradora de la fundación, explica que este lugar fue creado con la idea de ser un complemento de educación no formal para los niños y jóvenes que son parte del sistema escolar.

Zambrano agrega que el víncu­lo que Mundo Juvenil tiene con una entidad pública es el comodato por el uso del espacio que mantiene con el Municipio de Quito, y que la única forma que tienen para generar recursos es a través de la autogestión. En ese sentido, al cobro de entradas a escuelas privadas se suman la realización de ferias y seminarios y el alquiler de espacios para la realización de eventos.

Otro de los lugares que es parte del SMQ y que arrienda sus espacios para generar ingresos es el Museo Interactivo de Ciencia (MIC), ubicado en Chimbacalle. La venta de entradas y de paquetes educativos, además del dinero que recibe del Municipio de Quito como parte de la Fundación Museos de la Ciudad, permiten sostener su gestión.

Una de las novedades del MIC es que esta semana termina el proyecto de renovación de sus siete salas permanentes, con un nueva exposición del Museo de Sitio.

A criterio de Karla Markley, coordinadora del MIC, la mayoría de museos de Quito no está diseñada para los niños. “En la ciudad faltan espacios museales pensados para ellos. Los lugares dedicados a este segmento de la población tienen que ser interactivos”.

Con la inauguración de ‘Aguamundi’, el Yaku Museo Parque del Agua acaba de potenciar ese carácter interactivo del que habla Markley. En esta sala, ubicada en el tercer piso y que fue inaugurada hace dos semanas, los niños pueden acercarse al mundo de 10 especies marinas en peligro de extinción, a través de animación en tres dimensiones.

Para implementar esta sala, el Yaku contó el apoyo económico de la Empresa Metropolitana de Agua Potable. Paulina Jauregui, coordinadora de este museo, indica que el 60% de la operación de este espacio (propuestas expositivas, educativas y artísticas) proviene de la Epmmop. “Se debe buscar -dice- que los museos para niños sean interactivos y educativos. Hay que aprovechar que los costos para entrar son asequibles, porque son subvencionados”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)