28 de agosto de 2015 15:20

El Museo Remigio Crespo Toral de Cuenca entra a restauración integral

El arquitecto Carlos Orellana Serrano dirigirá la restauración de este bien patrimonial. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

El arquitecto Carlos Orellana Serrano dirigirá la restauración de este bien patrimonial. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Jackeline Beltrán
Redactora (I)

En un plazo de 360 días está previsto que el Museo Remigio Crespo Toral de Cuenca sea restaurado íntegramente. La mañana de este viernes 28 de agosto de 2015, el Municipio local firmó el contrato para la intervención, que tendrá un costo de USD 1,3 millones.

El arquitecto Carlos Orellana Serrano dirigirá la restauración de este bien patrimonial, que en 2015 cumple 100 años de construcción. Esta es la primera vez que se hará una intervención integral para recuperar todos sus espacios. Contará con un equipo multidisciplinario de restauradores, arquitectos, ingenieros eléctricos y técnicos de patrimonio.

Debido al avanzado estado de deterioro del inmueble, en los últimos años, los espacios se han intervenido por separado. En la actualidad hay dos espacios restaurados: la primera planta, que da a la Calle Larga y la segunda, en la que funciona el archivo histórico. Sus salas permanecerán abiertas al público mientras duren las obras en los demás espacios.

El Museo Remigio Crespo es uno de los más representativos de la capital azuaya, porque guarda documentos históricos de la urbe. Foto: Xavier Caivinagua/ ELCOMERCIO

El Museo Remigio Crespo es uno de los más representativos de la capital azuaya, porque guarda documentos históricos de la urbe. Foto: Xavier Caivinagua/ ELCOMERCIO

Las tres plantas del subnivel, que dan al Barranco del río Tomebamba, son las más deterioradas, explicó el director del museo, René Cardoso. Se efectuarán trabajos en el cielo raso de latón, tapices, carpintería, cubiertas de teja y muros. También se recuperará el jardín patrimonial.

El Museo Remigio Crespo es uno de los más representativos de la capital azuaya, porque guarda documentos históricos de la urbe, como el acta de Fundación, los primeros libros del Cabildo y piezas de gran importancia como una placa de la Misión Geodésica Francesa.

La reserva del museo será repartida en tres espacios. Una parte se quedará en ese lugar, otras colecciones irán al Museo de Arte Moderno y otras piezas al museo de la antigua Escuela Central. De forma paralela a la restauración arquitectónica, se ejecuta un trabajo con la reserva, como clasificación, catalogación y recuperación. También se invertirán USD 600 000 en implementos tecnológicos para mantener la seguridad del espacio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)