19 de septiembre de 2015 00:00

Un museo que une un ‘velo’ y una bóveda

The Broad se levanta en la Gran Avenida de Los Ángeles. Mostrará 2 000 obra de arte.

The Broad se levanta en la Gran Avenida de Los Ángeles. Mostrará 2 000 obra de arte.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Construir

Los museos son de las edificaciones más emblemáticas, por toda la carga histórica, artística y social que tienen. Muchos son auspiciados por mecenas.

Ese es el caso del Museo The Broad, que está a punto de inaugurarse en el 221 South Grand Avenue, de Los Ángeles, Estados Unidos y que fue financiado (y construido) por los filántropos Eli y Edythe Broad, según cuenta el portal web plataforma arquitectura. 

El museo, diseñado por Diller Scofidio + Renfro, será el hogar de 2 000 obras de arte de la Broad Art Foundation y de colecciones personales de los Broad, que se evalúan entre las más destacadas de la posguerra y actuales.

The Broad impresiona apenas se observa su fachada en forma de celdillas romboides y cautiva cuando se ingresa al vestíbulo principal y parece que se ha ingresado a una de las cavernas de Altamira.

Con su innovador concepto de ‘bóveda y velo’, el edificio de 12 000 m² y USD 140 millones de inversión total, contará con dos plantas para espacios de galerías. Allí se exhibirán las colecciones completas de los Broad y será la sede de la biblioteca pública de la Broad Art Foundation.

El Broad también está construyendo una plaza pública adyacente al museo. Esta tiene 2 400 m² y agregará más espacio verde al entorno recreativo de la Gran Avenida, como explica este sitio.

Apodado ‘el velo y la bóveda’, el diseño del museo une los dos programas principales del edificio: espacio de exposición pública y almacenamiento, el que apoyará las extensas actividades de préstamo de la Broad Art Foundation.

En lugar de relegar a esta inmensa ‘bodega’ a una condición secundaria, ‘la bóveda’ juega un papel clave en la estructura interior del museo, desde la entrada hasta la salida.

Su masa opaca pesada está siempre a la vista, flotando a medio camino en el edificio. Su parte inferior tallada conforma el vestíbulo y las vías de circulación pública, mientras que su superficie es el piso de la galería del tercer piso.

La bóveda está envuelta por el ‘velo’, una estructura exterior porosa en forma de panal, que se extiende por todo el bloque del edificio, proporcionando luz natural filtrada.

Este ‘velo’ del museo se levanta en las esquinas, dando la bienvenida a los visitantes en un vestíbulo activo, explica este portal. El público es conducido hacia arriba a través de las escaleras mecánicas, pasando a través de la bóveda, llegando a un espacio de galería libre de columnas y lleno de luz difusa.

La galería tiene 8 metros de altura y 4 046 m². El techo está sostenido por vigas de acero de 2 metros de profundidad. La galería desemboca en el tercer piso, del cual se baja hasta la planta inferior a través de una escalera de caracol decorada con varias obras de la vasta colección.

Los servicios públicos relacionados con el museo incluyen una plaza pública adyacente de 2 400 m², un nuevo restaurante que está siendo desarrollado por el restaurador Bill Chait, un cruce peatonal que conecta la amplia plaza pública con MOCA y la Escuela Colburn.

El Broad busca la certificación de manejo sustentable LEED Silver. Sus argumentos: sus estaciones de carga eléctrica para automóviles, plazas de aparcamiento de bicicletas, desagües del tejado encaminados a jardines a nivel de la calle, accesorios de plomería de alta eficiencia que reducen el consumo de agua en el 40%, y su fácil acceso al transporte público.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)