21 de febrero de 2017 00:00

El museo Remigio Crespo ofrecerá un nuevo concepto

Los pisos inferiores del museo municipal de Cuenca eran los más deteriorados. Allí, la intervención fue mayor. Foto:Xavier Caivinagua/PARA EL COMERCIO

Los pisos inferiores del museo municipal de Cuenca eran los más deteriorados. Allí, la intervención fue mayor. Foto: Xavier Caivinagua/PARA EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Giovany Astudillo

La restauración de la casona donde funciona el museo Remigio Crespo Toral finalizó. Pero el mejoramiento de la estructura, que este año cumplirá 100 años, no es el único cambio que tendrá este espacio, ubicado en el Barranco del río Tomebamba de Cuenca.

Para su reapertura se realizaron cambios. Uno de los principales será exhibir de forma permanente la reserva para que el público la admire y que se inicien procesos de investigación, señala el director del museo, René Cardoso. “Será una reserva accesible. La idea es que se investigue y que surjan ideas curatoriales de exposiciones con esas colecciones”.

El Remigio Crespo Toral cuenta con 25 503 piezas inventariadas, que forman parte de los acervos arqueológico, escultórico, pictórico y utilitario, así como del archivo histórico y numismático. Para su exposición se colocarán divisiones de vidrio en salas seleccionadas.

Otra innovación, dice Cardoso, será dejar las exposiciones permanentes por temporales. Para ello, se catalogaron nueve temáticas relacionadas con la historia de la capital azuaya, entre finales del siglo XIX e inicios del XX.

La ciudad hace 100 años, la casa de Remigio Crespo Toral, el museo y su entorno, los maestros de la fotografía, la poesía, la huerta, el museo y barrio, el pasado aborigen y las mujeres que dejaron huella serán los temas que se aborden en las exposiciones. Según Cardoso, dentro de esos ámbitos hay temas puntuales como una exposición sobre moda.

En este último aspecto ya existen avances. Estudiantes de Diseño Textil de la Universidad del Azuay desarrollaron como parte del eje la ciudad hace 100 años, un proyecto de moda. Fue un convenio entre este centro de estudios y el Museo Remigio Crespo Toral.

La intención fue que los estudiantes elaboren trajes con la influencia de la moda de hace un siglo, pero que incorporen tendencias de la moda contemporánea. Ellos visitaron las reservas para observar las técnicas que se empleaban en la confección.

Con sus maestros desarrollaron la investigación histórica y la reproducción. El miércoles pasado entregaron 40 trajes para hombres y mujeres, que serán expuestos en la reapertura del museo, cuya fecha aún no está definida.

En el caso de las exposición de fotografía se escogió a maestros como Honorato Vázquez, José Salvador, José Antonio Alvarado y Manuel Jesús Serrano. Para la muestra sobre las mujeres que dejaron huella están Dolores Veintimilla, Florencia Astudillo, Hortensia Mata y Mercedes Andrade; también, las lavanderas y tejedoras y las empleadas de las grandes casonas.

Cardoso dice que la única muestra permanente estará en el salón principal conocido como amarillo. Allí, se ubicarán los principales objetos relacionados con el poeta Remigio Crespo, así como la historia de la casona, que tiene 2 000 metros cuadrados de construcción en cinco pisos.

Las dos plantas superiores dan hacia la calle Larga y los otros tres están edificados sobre el Barranco del río Tomebamba.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)