22 de diciembre de 2016 17:32

El Municipio ejecuta campaña para reducir el trabajo infantil en Navidad

funcionarios del Patronato juegan y enseñan a estos niños sobre sus derechos y responsabilidades.

Funcionarios del Patronato juegan y enseñan a estos niños sobre sus derechos y responsabilidades. Foto: Daniel Romero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Daniel Romero

La temporada navideña trae consigo un problema en la ciudad: la mendicidad. Para enfrentarlo, el Patronato San José ejecuta la campaña Quito Solidario sin Trabajo Infantil y Sin Mendicidad desde inicios de diciembre de 2016.

Según Carolina Freire, del Patronato San José, esta campaña tiene tres componentes. El primero es la atención a los niños que venden en las calles o hijos de los comerciantes informales que acompañan a sus padres en tres carpas ubicadas en La Mariscal, La Plaza Grande y las Naciones Unidas.

En estas carpas, funcionarios del Patronato juegan y enseñan a estos niños sobre sus derechos y responsabilidades. Según Freire, se escogieron estos tres puntos por ser considerados los más problemáticos en lo que se refiere a la presencia de trabajo infantil y mendicidad.

Freire señaló que, con el consentimiento de los padres, los niños son cuidados en estos espacios para así facilitar el trabajo de los comerciantes.

El segundo componente trata sobre activaciones en la calle con el objetivo de concientizar a la ciudadanía sobre no entregar dinero a los niños. Freire señaló que, al entregar una moneda, o comprar los productos a los niños, lo que se hace es perpetuar el ciclo de pobreza de ese niño.

Para esto se utilizan obras de teatro en las que el tema principal es abordar los derechos de los niños. El último elemento es el abordaje en calle. Freire indicó que hay cinco equipos que se distribuyen en el Distrito Metropolitano para acercarse a los niños o a la persona que vive en la calle. “En el caso del b, lo que hacemos es levantar una ficha social para hacer un seguimiento y entregarle una atención integral”, señalo.

Con esta información se trabaja en la referencia a otros centros de atención, dependiendo el tipo de caso. Para tener una referencia, según los datos del Patronato San José, en 2015, en las carapas, se atendieron a cerca de 1700 niños. Freire señaló que se espera este año aumentar esa cifra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)