10 de agosto de 2017 18:35

Municipio de Guayaquil advierte sobre posible colapso de la Casa del Cacao

Un pilar de la vivienda patrimonial permanece desplomado en el piso, en la esquina de las Panamá e Imbabura, en el centro de Guayaquil. Foto: Cortesía INPC.

Un pilar de la vivienda patrimonial permanece desplomado en el piso, en la esquina de las Panamá e Imbabura, en el centro de Guayaquil. Foto: Cortesía INPC.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
Alexander García

El Municipio de Guayaquil informó a través de un comunicado que hace unos tres meses convino con el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) el desmontaje de la propiedad conocida como Casa del Cacao, vivienda patrimonial del centro del Puerto Principal.

El Cabildo se propone rescatar para su restauración y posterior utilización en la nueva construcción, elementos varios como chapas, rejas metálicas y otros, “entre lo poco que ha escapado al deterioro general”, pero no habla de la conservación de la fachada requerida por INPC la mañana de hoy, jueves 10 de agosto.

El Instituto expresó su preocupación respecto a la demolición del inmueble patrimonial, ubicado en la esquina de las calles Panamá e Imbabura. El Instituto propone el desmontaje técnico y la recuperación de la fachada, aunque reconoce que la estructura interna de la vivienda debe ser totalmente reformada.

Uno de los pilares de la vivienda antigua se desplomó la madrugada del pasado martes en circunstancias desconocidas y el bien se encuentran cercado por una malla que precautela la seguridad de los transeúntes. El Municipio advierte el peligro de que el inmueble en cuestión colapse con las consecuencias de lamentar que pudiere acarrear, “lo que, en ningún caso será de su responsabilidad”, agrega el comunicado.

Por su parte, el INPC insta a conservar la fachada de la casa, uno de los últimos lugares donde se secó y comercializó cacao en la ciudad, parte de la historia cacaotera de la tradicional calle Panamá.

Luis Mueckay, director de la Regional 5 del INPC, explicó que la Ley Orgánica de Cultura prohíbe la demolición de un bien que es parte de la identidad patrimonial arquitectónica de la ciudad. Si insiste en el derrocamiento, el Cabildo deberá seguir un proceso y presentar estudios técnicos que certifiquen que la construcción ha perdido todas sus cualidades patrimoniales. El incumplimiento de los procedimientos podría conllevar sanciones para la Municipalidad.

La transferencia de competencias patrimoniales al Municipio de Guayaquil, al que también se le transfirió el presupuesto correspondiente, se realizó en junio de 2015 y fue ratificada con la aprobación de la Ley de 2016.

El Ministerio de Cultura y Patrimonio actúa como ente rector y se opone también a la demolición antitécnica, amparado en el artículo 69 de la Ley de Cultura, según indicó Estaban Delgado, coordinador Zonal 8 del Ministerio.

El ente rector está facultado para exigir a las instituciones del sector público y a los Gobiernos Autónomos Descentralizados y de Régimen Especial, la adopción de medidas precautelatorias, preventivas y correctivas, para la protección y conservación del patrimonio cultural nacional, reza el artículo.

El Cabildo busca demoler la casa para construir en su lugar un centro de arte e insiste en que los problemas estructurales que presenta son irremediables. “El Municipio de Guayaquil no construyó, ni propició el deterioro del inmueble. En su momento, lo expropió, cuando ya se encontraba en estado vetusto”, señala el comunicado.

El fotógrafo guayaquileño Ricardo Bohórquez, quien retrata la escena cultural de la ciudad, compartió en sus redes sociales una imagen de la columna tronchada de la fachada, con probables huellas de cadenas en la parte superior del pilar que se encuentra ahora en el suelo, sugiriendo su destrucción intencionada o un posible sabotaje.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (2)