16 de noviembre de 2016 08:53

Multinacionales piden a Trump que respete Acuerdo de París sobre clima

El presidente electo prometió durante su campaña que sacaría a Estados Unidos del Acuerdo de París porque considera el cambio climático una “patraña”.

El presidente electo prometió durante su campaña que sacaría a Estados Unidos del Acuerdo de París porque considera el cambio climático una “patraña”. Foto: Archivo AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Agencia AFP

Más de 360 empresas pidieron este miércoles 16 de noviembre de 2016 al presidente electo estadounidense Donald Trump que respete el Acuerdo de París contra el cambio climático, en un comunicado durante la conferencia del clima de la ONU (COP22) .

El tema financiero y la transferencia de ayuda a los países en desarrollo iba a marcar la jornada negociadora en la conferencia de Marrakech, en la que tenía previsto participar el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

“Pedimos a nuestros líderes electos que apoyen claramente la participación continua de Estados Unidos en el Acuerdo de París” firmado en 2015, explicó el texto de los empresarios, entre los cuales se hallan gigantes como Nike, Starbucks, Gap, HP, Levi's o DuPont.

El Acuerdo de París, que une por primera vez a un total de 196 países en la lucha contra el cambio climático, fue firmado en diciembre de 2015 en la capital francesa, tras más de una década de difíciles negociaciones.

El Acuerdo, que ya entró en vigor en octubre de 2016 tras ser ratificado por Estados Unidos, China y otros grandes emisores de gas con efecto invernadero, debe pasar ahora al estado de implementación, el objetivo de la Conferencia de Marrakech.

Más de 180 líderes y ministros acudieron a Marrakech el martes 15 de noviembre para reafirmar ese compromiso. El republicano Trump fue el invitado de piedra de esta cumbre del clima organizada por Marruecos, que preside las negociaciones de la COP22.

El presidente electo prometió durante su campaña que sacaría a Estados Unidos del Acuerdo de París porque considera el cambio climático una “patraña”. Trump no se ha manifestado sobre el tema de nuevo desde su victoria, pero a su alrededor llueven los ruegos o las exigencias.

Las compañías que decidieron firmar este manifiesto pidieron también a “los líderes electos en Estados Unidos”, es decir la mayoría republicana en el Congreso, “la continuación de las políticas de baja emisión” de gases de efecto invernadero.

Cambiar de modelo energético costará billones de dólares, reconocen las empresas, que señalan sin embargo que esa lucha es también una oportunidad de negocios.

“La enorme expectativa generada por las empresas y la comunidad de inversores para enfrentarse al cambio climático no puede ser ignorada por el gobierno Trump. Ese tren ya salió de la estación e interponerse es una locura” advirtió Matt Patsy, presidente del fondo inversor Trillium Asset, citado en el texto.

No a la incertidumbre

En rueda de prensa en Marrakech para presentar la carta abierta, Kevin Rabinovich, director de sostenibilidad de la compañía Mars, declaró: “somos una compañía alimentaria, y en la base de toda empresa de alimentación hay una granja”.

Mars planea reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (7 millones de toneladas de CO2 en 2007) en un 40% en 2020, y totalmente 20 años después, aseguró Rabinovich.

“Lo hacemos porque percibimos un serio problema empresarial, no el resultado de quién asume el liderazgo político”, añadió. “Como negocio no nos gustan las incertidumbres” añadió en la rueda de prensa Gilles Vermot, presidente del área de sostenibilidad de Scheineder Electric.

Voces sin escuchar

En Marrakech, donde el rey de Marruecos Mohamed VI recibió a los líderes africanos para una cumbre regional en paralelo, las negociaciones abordan el gran caballo de batalla de los países del Sur.

Los países desarrollados insisten en la mitigación, es decir en apagar focos de emisión de CO2 como las plantas eléctricas a base de carbón, mientras que los países pobres reclaman ayuda para la adaptación a los nuevos tiempos, entre otras cosas porque no son ellos los principales emisores de gases de efecto invernadero.

“La financiación de la adaptación, del orden de USD 10 000 millones al año, es absolutamente inadecuada” proclamó en rueda de prensa Harjeet Singh de Action Aid, miembro de la red mundial de oenegés Climate Action Network.

“Los países en desarrollo piden que esa cifra sea multiplicada por cuatro de aquí a 2020, pero su voz no es escuchada”, aseguró.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)